martes, 4 de mayo de 2021

Jugando de alquiler

Viendo la deriva que está tomando últimamente la industria, que llevo tiempo sin tratar el tema y que hace escasos días, pudimos deleitarnos en Retronewgames con una entrada cuya lectura debería ser obligada para cualquier jugador que se precie, he decidido rescatar mi vieja escopeta del armario para disparar a bocajarro contra un tema del que ya he escrito en otras ocasiones y del que seguiré escribiendo hasta que me sangren los dedos. No os dejéis engañar por el título, no os voy a hablar de aquella bonita época en la que íbamos al videoclub a alquilar juegos y películas para el fin de semana, de ser así, esto sería una entrad más amable y distendida. En la entrada de hoy quiero hablar, una vez más, sobre el formato digital.

La primera vez que hice públicos mis pensamientos acerca del formato digital fue allá por el año 2013. En aquellos tiempos, el formato infame que hoy nos ocupa, si bien no estaba tan extendido como ahora, empezaba a tener un peso más que considerable dentro del de mundo de los videojuegos. Ya en aquel momento quise dejar constancia de que el rumbo que estaba tomando la industria con la popularización de un formato que bien podría ser obra del mismísimo Satanás, terminaría siendo de todo menos beneficioso para el usuario. Pero el diablo tiene muchas caras y muchas formas de seducción, y como todo, ha ido mejorando sus trampas para que el consumidor, ávido de probar novedades y no quedarse atrás, siga metido en su espiral de vicio y desmesura.

En aquel entonces, la principal baza del formato digital era su precio. No tenías caja, no tenías manual, no tenías disco, pero podías descargarte un juego relativamente más barato y jugarlo igual que si te hubieras gastado más comprándolo en un una caja que a día de hoy a muchos parece molestar. Incluso podías comprar novedades recién salidas ligeramente más baratas siempre y cuando renunciases a las bondades del formato físico. No quiero decir con esto último que yo esté libre de pecado, en aquel momento yo también sucumbí a los "encantos" del formato digital, siempre bajo la premisa de comprar títulos que no me interesasen demasiado y cuyo valor fuera inferior a cinco euros (norma que hasta el momento solo me he saltado con Cuphead porque no me han quedado más cojones). El problema viene cuando te das cuenta que las ofertas de Steam - por poner un ejemplo por todos conocido - son como las pipas, una vez empiezas ya no puedes parar. Así van pasando los días, y a base de comprar juegos de mierda (que posiblemente no juegues en la puta vida) a cinco, a tres, a dos euros, a un euro e incluso a céntimos, terminas cayendo en la cuenta que con todo el dinero que has enterrado en alquilar (y lo digo sin tapujos, ALQUILAR juegos) podrías haber bajado a la tienda y comprarte juegos a los que realmente querías jugar, en vez de acumular juegos que cogerán polvo en una biblioteca virtual.

A medida que pasaron los años, el formato digital se fue normalizando, y es raro a día de hoy no encontrar un juego en formato físico que tenga su homónimo en digital. Es más, la nueva generación ya ofrece consolas con o sin lector de discos según la preferencia del usuario ¿Sabéis cuál es el problema? Que a diferencia de hace unos años, pese a que sigues sin tener ni caja, ni disco, ni manual, la versión digital cuesta lo mismo que la versión física. Y es en el el momento en el que el usuario decide pagar lo mismo por comprar humo, que el formato digital ha ganado la partida. 


Posiblemente llegados a este punto, habrá alguien preguntándose qué sentido tiene a día de hoy, ya no solo comprar en formato físico, sino defenderlo a capa y espada. El manual es algo que se extinguió hace mucho y lo único que recibimos en la edición estándar de un juego es una caja con un disco dentro que hace de launcher de un juego al que el día uno ya le caerá alguna actualización. Hasta aquí estamos de acuerdo, pero me temo que los que esgrimen ese argumento han obviado un pequeño detalle. Es disco, ese triste disco - al que tan poco aprecio se le tiene últimamente - no va, en el caso de las consolas, asociado a ninguna cuenta (1). Puedes ponerlo en tantas máquinas y cuentas de usuario como te dé la gana que tras las pertinentes actualizaciones, el juego arrancará. Tienes la libertad de venderlo, prestarlo, o de limpiarte el culo la hoja de las advertencias de salud si te pilla apurado. 

Ahora yo pregunto ¿puedes hacer lo mismo con el mismo juego comprado en formato digital? No puedes venderlo, no solo porque se trata de un producto intangible, sino porque va asociado a tu cuenta y no hay ninguna opción que te permita su reventa. Técnicamente tampoco puedes prestarlo, como mucho puedes confiarle a un amigo el acceso a tu cuenta para que juegue. Obviamente, tampoco podrás salir de un apuro con la hoja de advertencias sobre salud en caso de que te quedes sin papel del váter (por si alguien no lo ha pillado, este último argumento no es serio sino una manera de darle un punto cómico a algo que, a mi parecer es bastante triste). 

Pero vamos a ir un paso más allá vamos a ponernos en el hipotético caso, ya no de que nos roben la cuenta, sino de que nos veten el acceso a la misma por no cumplir alguno de los términos o condiciones a los que estás sujeto al comprar un juego en formato digital y que se supone que has leído. Si por el motivo que sea, el proveedor del servicio decide que has incumplido alguno de los términos estipulados en la letra pequeña que nadie (y yo me incluyo) se lee no solo te puedes ir despidiendo de tu cuenta, también puedes despedirte de tus juegos y de todo el contenido que hayas adquirido en esa cuenta. Y en el peor de los casos, en el caso de que no puedas recuperar tu cuenta, si quieres jugar a lo que ya tenías, no solo te toca abrir una cuenta nueva, también te toca pasar nuevamente por caja. ¿Es un caso raro y poco probable? Sí, pero es un caso que está ahí, que no sería la primera vez que pasa y que a todos nos puede pasar. Pero recordad, los juegos en físico no son más que un launcher, para acumular cajas mejor comprarlo en digital.

Insisto, seguramente sean escasas las veces que se haya dado una situación como la descrita anteriormente, pero se puede dar, y además me sirve para dar pie al siguiente punto que quiero tratar que no es otro que el del fin del servicio. Hace escasos días hice una publicación en la que hablaba de las últimas "traversuras" (aunque más bien se tratase de fechorías) de Sony. Precisamente uno de los puntos que traté fue el del cierre de las Stores de sus plataformas más antiguas y de como el gran grueso de los usuarios se había llevado las manos a la cabeza al ver que las tiendas digitales en las que habían estado comprando todos estos años, echaban el cierre. Como ya comenté en la entrada anteriormente citada, lejos de plantearse si el formato digital era tan buena idea como pensaban, se lanzaron a comprar todos esos títulos a los que ya no tendrían acceso a partir del cierre. Porque si bien Sony, no permitiría seguir comprando, si que te daría la oportunidad de seguir descargando lo comprado. Veo que aquí nadie se planteó tampoco nada porque algunos parecieron respirar aliviados. 

 

Es entonces cuando yo me pregunto ¿en serio alguno de esos que se tiraron a comprar como posesos no se ha planteado que del mismo modo que cerraron la tienda, algún día cortarán el grifo de las descargas? ¿De verdad que nadie se da cuenta que cerrar la tienda no es más que el primer paso y que lo próximo es retirar el acceso a los productos comprados?. Al cabo de unos días y como ya sabréis Sony reculó, algunos aplaudieron este hecho mientras se daban palmaditas en la espalda al tiempo que se decían "lo hemos conseguido, nos han escuchado como usuarios". No es por nada, pero lo único que escuchó Sony fue el sonido de su caja registradora virtual que durante unos días no debió dar más de sí. Tampoco creo que sea para cantar victoria porque, sin ánimo de aguaros la fiesta, esto no es más que una prorroga, la crónica de una muerte anunciada, una agonía que no sabemos cuánto se alargará pero cuyo final todos conocemos. Es posible que dentro de dos o tres años, cuando PS5 esté asentada en el mercado, decidan dar un paso, que con una generación que está empezando, era cuanto menos arriesgado.

No os dejéis engañar, ahora ha sido Sony quien ha asomado la patita, pero Nintendo ya lo hizo en su día y Microsoft terminará por hacerlo tarde o temprano. Pero no os preocupéis, que para cuando llegue ese momento, seguramente en la tienda digital de turno, tendréis la oportunidad de pasar nuevamente por caja y pagar, una vez más, por títulos por los que ya pagasteis en su día. Y en esta ocasión con un poco de suerte, quizá como extra por volver a venderte lo mismo, te regalen la BSO del juego en cuestión en formato digital, obviamente.

Es innegable que los tiempos han cambiado, la gente ha cambiado, las costumbres, los gustos, la manera de consumir, de jugar, todo ha cambiado menos la guerra, la guerra nunca cambia. No voy a decir que todos los cambios sean para mal, pero creo que en el tema que hoy nos ocupa, el único que sale perdiendo es el usuario. Un usuario que no solo es perdedor sino culpable, porque como dije al principio de la entrada, todos aquí, en mayor o menor medida, hemos contribuido a la expansión del formato digital en un momento u otro. Lo peor es que esta deriva ya ni me cabrea, simplemente me da entre asco y pena. Asco de ver como una industria relativamente joven está totalmente podrida, y asco de ver como vamos perdiendo derechos y libertades mientras lo aceptamos como algo normal. ¿Os acordáis cuál fue vuestra reacción cuando las compañías dijeron hace unos años que el mercado de segunda mano era un lastre para ellas que se debería eliminar? si alguno se piensa que en algún momento recularon, que recapacite por un momento. ¿De qué manera puedes cargarte algo sin prohibirlo y que se te echen encima? Efectivamente, haciendo que ese "algo" vaya despareciendo poco a poco. Sin prisa pero sin pausa y de manera muy sutil, y esto empieza porque sea el propio usuario quien se decanta por unos juegos en digital que no puedes ni vender ni prestar. El resto se explica solo. La gran mayoría de veces, los cambios disruptivos generan rechazo por parte de la gente, pero si se los vas colando sin que apenas se den cuenta, terminas por salirte con la tuya. Y esto funciona así en el mundo de los videojuegos y en muchos otros aspectos de la vida.

Y me da pena, mucha pena al pensar en un futuro que no parece muy prometedor para aquellos a los que las cajas no nos molestan. Porque para algunos los videojuegos son más que un mero entretenimiento, son trocitos de historia, el recuerdo de un momento, un bofetón de nostalgia que nos levanta el ánimo en los días más jodidos. Los chavales de hoy en día no sabrán lo que es quedarte embobado delante la estantería mientras recuerdas buenos momentos. No sabrán lo que es coger una caja de esa misma estantería, darle la vuelta y que se te ponga la piel de gallina por los recuerdos que te trae. No sabrán lo que es sacar de esa misma caja un cartucho o un CD y ponerlo en la consola para, durante un instante, volver a ser pequeños. No sabrán lo que era cambiarse juegos con los amigos ni vender aquellos que te parecían un bodrio o que simplemente no ibas a jugar más para financiarte uno nuevo. El formato digital no solo me priva de todo lo anteriormente expuesto, sino que además, gracias a unos DRM cada vez más restrictivos, me aporta menos aún que un juego conseguido en la isla de Jack Sparrow

  

Más aún me apena pensar que dentro de otros ¿veinte años?, la consola con la que juego actualmente seguramente no sea más que un bonito pisapapeles. Y sí, soy consciente de que mis cartuchos un día se estropearán, mis maquinas dejarán de funcionar y mis discos se terminarán degradando pero ¿cuántos años han de pasar para que eso ocurra? Conservo sistemas con más de 35 años que a día de hoy siguen dándome alegrías, y el día que lleguen al final de su vida útil, no será por una decisión comercial tomada por la compañía encargada de ofrecerme el servicio ¿podré decir lo mismo en un futuro de mi actual PS4?

Quién sabe dónde estaremos dentro de veinte años, seguramente para entonces existirá algún formato de negocio más perverso aún que el de las descargas digitales como por ejemplo los servicios de suscripción o el juego en la nube, que son el siguiente paso y que he decidido reservar para otra entrada. Yo por mi parte, desde este pequeño rincón de Internet, seguiré sacándole pegas a un formato como es el digital que cada vez beneficia menos al usuario. Que cada uno consuma los videojuegos como buenamente quiera y pueda ¡que me libren a mí de decirle a nadie como puede o debe gastar su dinero! Pero aquellos que se decanten por los juegos en digital, que sean consecuentes y no se lleven después a engaño.

Por mi parte, aquí lo dejo por hoy, si has llegado hasta aquí supongo, no puedo hacer otra cosa que darte las gracias pues imagino que el tema también te inquieta. Pero antes de cerrar la entrada, dejad que diga una última cosa:  ¡Larga vida al formato físico!

 (1) Es importante remarcar que esto, de momento solo pasa en consolas. Los pocos juegos de PC que aún podemos encontrar en formato físico, van asociados a una cuenta y en ese caso si que el disco para lo único que sirve es para ahorrarse la descarga.

 

6 comentarios:

  1. Interesante articulo, es una visión con la que no estoy de acuerdo en todo pero bueno...

    Yo sí creo que el formato digital tiene sus ventajas y tampoco lo veo horrendo de manera personal, tiene sus limitaciones y sus desventajas como también le pasa al formato físico por ejemplo. Otra cosa de interés es que por ahora es Microsoft quien no te esta cerrando el grifo y permitiéndote obtener todo el grueso de su catalogo de cuatro generaciones en diferentes formatos para usarlo, siendo en digital, donde por otro lado mayor se beneficia el usuario, en cuanto a calidad-precio, no se cuanto durará todo sea dicho, pero tengo fe por ahora en esta gente en este sentido, cosa que con Sony y Nintendo perdí hace tiempo ya.

    Cada uno es libre de vivir y consumir videojuegos como quiera, pero Villanizar un sistema a favor de otro tampoco me parece la solución, como mismamente hace la gente que solo usa el digital. Desde mi punto de vista, mientras coexistan debemos aprovechar las ventajas de cada uno y de verdad buscar soluciones cuando las empresas corten el grifo o pongan limitaciones a los usuarios, pero decir que el digital solo "perjudica" me parece también una forma muy sesgada de verlo, sinceramente...

    Eso sí, estoy de acuerdo que no deberíamos tirarnos a las ofertas digitales y comprar con cabeza, al igual que todos los sentimientos que describes con el físico me parecen maravillosos y los comparto, pero se deberían intentar mantener las sensibilidades de ambas partes, no destruir una para favorecer otra, ni vilipendiar la que menos nos guste.

    En fin, me ha quedado un tocho importante, pero ese es mi punto, un saludo ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te preocupes por el tocho, aquí no se cobra a nadie por palabra y toda opinión por extensa que sea, es bienvenida. Es más, siempre hace más ilusión una opinión desarrollada muestra de que la persona que la escribe se ha tomado su tiempo en redactarla.

      En cuanto al tema que nos ocupa, entiendo tu punto de vista, y te puedo asegurar que antes de redactar la entrada estuve dándole muchas vueltas a las ventajas del formato al que acabo de defenestrar, y por más vueltas que le he dado, no he sido capaz de dar con argumentos de peso que, a mí personalmente, me inviten a decantarme por él. Y es que más allá de las ventajas económicas que pueda tener, y que me da la sensación de que cada vez están más difusas, no puedo encontrarle muchos más aspectos positivos a excepción de uno que si podría considerar de peso: los juegos indies.

      No es que yo sea un gran consumidor de juegos indies, pero si algo hay que agradecerle al formato digital, es haberle dado la oportunidad a muchos desarrolladores independientes el poder publicar sus proyectos en grandes plataformas. Más allá de eso, que para mí sí sería un punto positivo, como usuario no soy capaz de encontrarle ventajas.

      Y obviamente, cada uno es libre de vivir y consumir esta afición como le venga en gana, jamás me voy a meter con eso, pero esto es una carrera de fondo, y el día que el digital se imponga definitivamente, será cuando no quedará más remedio que pasar por el aro. El otro día hablando con un colega me dijo que yo era muy de "poner la tirita antes de que haya herida" y es posible que así sea, quizá me anticipo demasiado a los acontecimientos con los posibles errores que ello conlleva, pero ya lo dice el refrán "más vale prevenir que curar". Y por supuesto que hay sesgo en mi opinión, sin sesgo no hay polémica, y lo que pretendía en parte con esta entrada era buscar el debate.

      Pero vaya, lo que más me molesta realmente del formato digital, es que pierdo la libertad de hacer con el juego lo que quiera. Como si se lo quiero regalar a un amigo porque ya no lo uso más. Y para muestra de como esto se va perdiendo, te voy a poner el reciente caso de Returnal de PS5. La gente lo compró pensando que era una cosa, se encontró que era otra y ahora tienes wallapop plagado de Returnals que nadie quiere. ¿Qué hubiera pasado de haberlo comprado en digital? Dinero perdido. Porque hasta donde yo sé, la única plataforma que actualmente te da un periodo de gracia para devolver los juegos, es Steam.

      Como verás a mí también me ha quedado un tocho guapo, pero bueno, ahí está la gracia XD

      Como siempre, agradezco tu visita por estos lares y que propicies el debate.

      Un saludo :)

      Eliminar
    2. Realmente tiene sus ventajas, como el ahorro de espacio, la comodidad de tener que moverte y solo preocuparte de tu cuenta, sin los petates que lleves, el precio también influye, el hecho de que a día de hoy ciertos clásicos los tienes de vuelta en perfecto funcionamiento a nuevamente un precio de mercado adecuado y claro toda la parafernalia de ciertos juegos como los propios indies, que sin el digital muchos no existirían, dado el sobrecosto que implica la distribución y consecución del físico.

      Y aunque no es lo mismo que pararte a ver las cajas y elegir que vas a jugar, en una colección digital bien montada, te permite tener al menos un "atisbo" de eso, aparte de que tienes manuales, foros de usuarios/comunidades, gameplays y capturas a mano, por si quieres compartir.

      Ya cada uno es libre de consumir como desee, pero lo dicho, tampoco considero que no existan ventajas, si bien es cierto que a largo plazo, dependes de la tienda digital que te provee la licencia, sin embargo es cuestión de usuario de quejarnos para que las condiciones sean mejores, más que simplemente consumir y ya, igual que estaría genial que a día de hoy, los juegos vinieran lo más jugables posibles en físico y no tuviéramos que instalar parche día uno, porque eso dentro de unos cuantos años cuando caigan los servers obliga a jugar a versiones inferiores de los mismos juegos, cosa que también jode bastante. Aunque claro, todo lo ultimo expuesto por mi parte, es utópico, ojala fuera así, pero por ahora no tiene pinta la verdad...

      Sí, comprendo tu punto de avisar, es lo sensato, ya cada uno puede usar esa información como guste. Lo dicho, yo soy mas neutro con el asunto y me ha chocado un poco el enfoque, pero lo respeto.

      Sí, ese punto de no poder hacer en cierta manera lo que quieras con el juego, es una gran contra del digital, cosa que estaría interesante de paliar per se y no con argucias o vias un poco más "cuestionables" como hacen colegas míos. Respecto a Returnal, aunque beneficia la posibilidad de devolverlo o revenderlo de cara a su compra en físico, también muchos han sido victimas del hype y lo han consumido en masa, arrepintiéndose después, pero eso ya es tema para otra ocasión xDD

      Verás tu ahora el tocho xDDD

      De nuevo un saludo ^^

      Eliminar
    3. A ver, lo del tema del espacio te lo compro hasta cierto punto. Hoy en día hablamos de cajas de DVD. Una caja de DVD mide 1.5 cm, en una balda de 60 cm te caben 40 cajas de DVD ¿realmente ocupan tanto espacio? otra cosa es que hablemos de cajas grandes de PC o cajas como las de MegaDrive que sí eran más voluminosas, pero en aquella época, ni comprábamos tanto, ni había descargas digitales, así que el que conserva cosas de entonces es porque es un romántico como yo xD

      Lo de la comodidad ya no te lo compro, tardo lo mismo en cambiar un DVD que en buscar un juego en una biblioteca digital, y además aprovecho para estirar las piernas que siempre viene bien. Que es más cómodo darle a un botón y ya? Posiblemente, pero no es algo que me haría decantarme por el formato físico.

      En cuanto a los clásicos... pues también depende, hay algunos que son conversiones muy fieles y otros que no tanto. Además, repito lo que ya comentamos una vez, es volver a pagar por algo que quizá ya pagué en su día. A buen precio, quizá, pero a mejor precio me sale la ROM y sé que la voy a tener tanto tiempo como quiera, y que no suene a apología de la piratería lo que acabo de decir (bueno en realidad sí suena), pero es que al final estamos hablando de lo mismo con la diferencia de que si lo pago estoy sujeto a la compañía. Lo de los indies sí te lo compro, es más, muchos indies jamás hubieran salido en formato físico de no haber sido lanzados en formato digital. Pero al final, para muchos de esos desarrolladores, poder sacar un juego en físico es un orgullo.

      En cuanto a la colección digital bien montada, supongo que dependerá de la persona, a mí por ejemplo enchufar la MegaDrive Mini y ver los juegos en el menú no me trasmite la misma sensación que verlos en la estantería y por ejemplo con la MD mini, no dependo de nadie porque sé que esos juegos van a estar ahí mientras funcione la máquina. Tienes que pensar que yo ya olisqueaba los manuales mucho antes de que Spinecard lo pusiera de moda XD pero vaya, es lo que te digo, eso como todo, irá con la persona y su percepción de las cosas.

      En cuanto a lo que comentas de que no hubiera un parche el día uno, estoy totalmente de acuerdo, quiero decir, la esencia del formato físico se está perdiendo precisamente por culpa de eso. Es más, a mí ya me ha pasado lo que comentas, hace poco rejugué Crysis y no tuve cojones a encontrar los parches precisamente porque EA había cerrado la web del juego. Y jode, vaya que si jode. Eso sí, no volví a pasar por caja. Pero bueno, ahí ya entramos en otro tema que sería el de la dejadez por parte de los desarrolladores que parece que nos utilicen de betatester. Porque algo así, no se debería consentir ni en físico ni en digital.

      Y obviamente que mucha gente es víctima del hype, tanto prensa como Youtubers y demás gente contribuye a este efecto, pero vaya, que al final la culpa es del que lo compra por no haber sabido controlar la impulsividad. Lo que hablamos siempre vaya, consumo responsable. Pero bueno, por por caso que sí les haya gustado, pero que quieran comprar otro juego y van cortos de pasta. Ahí tienen algo que, si no eres coleccionista o te gusta atesorar lo que juegas (como es mi caso) puedes vender para financiarte la siguiente compra. A eso me refiero, y creo que es un punto muy negativo que tiene el digital.

      En fin, creo que nuevamente ha quedado un tocho considerable, pero es nuestra cultura y hay que respetarla xD

      Un saludo!

      Eliminar
    4. Ya te digo tío, ese es tu caso, yo tengo entre PS2, Gamecube, Xbox 360, PS3, PS4, Switch y ONE fácilmente más de 40 o 50 juegos físicos y tengo que hacer malabares porque no me caben en mi habitación ni en mis estanterías, todos, ni de coña. Teniendo que usar cajas, bolsas u otras habitaciones. Ya no te quiero hablar de todos los cartuchos que conservo porque apaga y vamonos... Y yo también soy de los que conservan muchos juegos de mi infancia/adolescencia eh xD

      Ya ahí depende de la percepción de cada uno, yo siempre vere más comodo darle a un botón que quieres que te diga. Aunque eso sí, ponerse a ver la caja y sacar el juego y verlo tampoco tiene precio. Una de cal y otra de arena.

      También te digo Suso, yo no se tú, pero yo por azares de la vida no he podido jugar a todos los clásicos que he querido y muchos de sistemas por debajo de la PS2 no los conservo, tampoco tuve Dreamcast o la primera Xbox. Por lo tanto el poder comprar determinados juegos para rejugarlos de nuevo para conectar con mi infancia o bien descubrirlos a buen precio, no me parece "tan" malo. Es una cosa que sopesas en función de tus circunstancias, aparte hay clasicos que estan volviendo con mejores opciones y buenos lavados de cara. Ya con sistemas como NES y similares si te lo compró más, pero claro a la hora de pagar un juego así, depende de si es la primera vez que lo tienes, como esta el port y demás, cosa en la que entran las circustancias nuevamente...

      Respecto a los Indies pues lo dicho, Hades es un juegardo, pero si la gente no lo hubiera apoyado de forma digital, jamás hubiese salido su edición física, así con un montón de indies más.

      Lo que comentas de la MD mini, es nuevamente entrar en lo que te he comentado antes, depende de cada uno, aunque claro, yo si he vivido el pleno auge de lo físico, así que en parte te comprendo. Ahora que mencionas lo de olisquear, sería gracioso ver un Gif de ti haciéndolo, porque no se, me lo estoy imaginando y todo xDDD

      Yo también jugué Crysis este año, en una consola Microsoft y ¿0 problemas eh? Ya que lo jugué en ONE, versión retrocompatible y para esa maquina no solo esta totalmente parcheado, si no, optimizado también, al final esto no debería pasar y ser totalmente funcional en todas las maquinas en función del tiempo, pero por lo menos, sé, que el día de mañana si lo rejuego en esta maquina o superiores de Microsoft no tendré problemas. Lo dicho no estoy a favor y me gustaría que no se hiciera esa praxis, pero al menos, muchísima gente, pudimos jugarlo sin problemas, cosa que también me alegra.

      Sí, todo el tema de la compraventa, siempre es un punto a favor para el formato físico, lo miremos como lo miremos, y es algo que se debería corregir en el digital, pero por intereses comerciales, jamás se hará, por muy baratas que se nos pongan las licencias para comprar. Pero bueno, si se mantuviera bien, el digital también nos permitiría conservar un patrimonio importante al alcance de la mano, cosa en que de momento excepto la gente de Bill Gates, piensa...

      Respecto a consumo responsable, totalmente de acuerdo, pero bueno, eso da para otro debate/articulo entero...

      Otro saludo xDDD

      Eliminar
  2. Buff, en cuanto pueda editaré la mía para enlazarla a esta entrada. Es necesario no sólo que nos apoyemos, sino que hay que hacer ver y recapacitar a los más jóvenes hacia dónde van.

    Coincido al 200% en todo (la verdad que la entrada parece un artículo periodístico) y añado un detalle. Los jóvenes, y también los que ahora mismo está en plena adolescencia, no tienen ni idea de lo que se les viene encima simplemente por edad. Me explico: cuando somos muy jóvenes, todo nos queda como que muy cerca y pasajero, y lo que está más allá, muy lejano y algo en lo que todavía no hay que pensar. Mientras se es chaval se incide más en el momento, el ahora, que en lo que luego vendrá. No existe la nostalgia salvo quizás algunos momentos, y sin embargo la cosa se complica cuando el tiempo que has vivido empieza a ser mayor que el que te resta. A todos los que ahora tienen entre 10 y 20, aunque ahora lo nieguen, les sobrevendrá un día cualquiera quién sabe si con 30 o algo más, ese golpe de nostalgia del que luego ya nunca se van a librar. Es ley de vida, y no es lo mismo volver la mirada y no ver absolutamente nada, que hacerlo pudiendo tocar y disfrutar de algo tangible y que tan buenos momentos te ofreció. Claro, todo se acabará estropeando, pero eso es algo entre tú y tu cartucho, y no porque lo decida una empresa que lo único que quiere es ofrecerte humo por tu dinero. Dinero, que ese sí es de verdad. No puedo imaginar a estos chavales en el futuro recordando su biblioteca de Steam (que posiblemente ya ni exista) de la que sólo recordarán los más importantes. En cambio, la mayoría de nosotros, sí recordamos en físico hasta el juego más mierda. ¿Por qué? Porque es real.

    Como Spiegel, opino que debemos de disfrutar de los videojuegos como queramos, pero tampoco se trata de destruir un formato para el uso de otro. Yo, cuando años después seguía sin hacerme mi cuenta digital, los que me animaban a hacerlo (más bien se burlaban) esgrimían como ventaja el espacio del que se libraban. Han pasado los años y siguen con esa cantinela sin darse cuenta de que, cada generación que pasa, se van sumando las desventajas. El tiempo, amigo Suso, al final nos acaba dando la razón.

    Como bien dices, y ya sabes que es algo de lo que llevo tiempo hablando y que parece que hay gente que no quiere entenderlo, el formato digital nos quita toda la libertad. Y no sólo eso sino que nos varían el contenido a su antojo (recuerdo el GTA IV y su banda sonora, modificada por motivos de derechos de autor y cambiando por completo el producto tal y como en un principio se adquiri). Lo mismo si un día, ahora que todo nos molesta y tenemos la piel tan fina, deciden quitar a ciertos personajes o situaciones porque las consideran violentas o racistas. En conjunto, entre unos y otros, nos está quedando una bonita sociedad de soplapollas. Los que nos llevan a eso y los que lo aceptan sin rechistar.

    Creo que ya te lo dije, pero existe una corriente ahora mismo de gente que se toma su biblioteca virtual muy en serio, hasta el punto de ponerla por encima de cualquier colección física. Obviamente son en su mayoría gente que tira por lo digital, pero alucinas cuando lees a unos y a otros tratando a diógenes de Steam casi como si fueran un Dios, apoyándolos y dándoles toda la razón. Yo tengo también una ristra de juegos, el 90% gratuitos, pero ni por asomo se me ocurre comparar una colección digital con el formato físico. Es como comparar un Ferrari en tus propias manos con hacerlo delante de una pantalla en Gran Turismo. Puedes disfrutarlo como nadie, eso lo acepto, pero de ahí a creer que te da las mismas sensaciones hay tanta distancia como mundos de aquí a cualquier otra galaxia que aún no hayamos descubierto.

    ResponderEliminar