martes, 18 de mayo de 2021

Resident Evil 2 Remake (PS4/ Xbox One/PC)

Siguiendo con este repaso improvisado que he ido haciendo de la saga Resident Evil desde que retomé el blog y aprovechando que después de Resident Evil 3 Remake me había quedado con ganas de seguir deambulando por Racoon City, durante las pasadas Navidades me animé - al fin - a ponerme con el aclamdo remake de la segunda entrega que tan buenas críticias cosechó en su momento. Y como no podía ser de otra manera, en la presente entrada, os cuento como fue mi experiencia. 

Al juego que hoy nos ocupa no le hacen falta demasiadas presentaciones a estas alturas. Nos encontramos ante el remake del vanagloriado Resident Evil 2 del año 98, y en esta ocasión, a diferencia del remake de la tercera entrega, sí que podemos decir que pese a las diferencias, nos encontramos ante un título algo fiel al original (insisto, algo más fiel, porque hay cambios y bastantes recortes que no entraré a detallar por pereza y porque la última vez que jugué al original fue hace más de 10 años). Del mismo modo que ya hacíamos en el juego original, nos pondremos en la piel de Leon S. Kennedy o Claire Redfield y como ya pasaba en la entrega del año 98, podremos elegir entre dos rutas, que si bien son diferentes, guardan bastantes similitudes la una con la otra. No me voy a enrollar hablando de la historia porque a estas alturas ya nos la sabemos todos más que de sobra, y pese a que hay cambios bastante notables, me limitaré a dar mi opinión totalmente personal sobre el juego. 


A nivel técnico, no cabe duda que Capcom ha realizado un trabajo espectacular y se nota el empeño que han puesto en hacer una puesta punto de calidad. Mención especial a las animaciones faciales que me parecen unas de las mejores que he visto últimamente, y al diseño de los enemigo que lucen más aterradores que nunca. Los escenarios por su parte, lucen de infarto, y gracias a los efectos que permite el hardware actual, logramos unas estancias muchísimo más lúgubres y angustiosas que antes, convirtiéndolo en una experiencia realmente inmersiva y muy tensa, especialmente en nuestra primera partida cuando no conocemos nada, más allá de lo que recordemos del título original. 

Además considero todo un acierto la inclusión de la linterna, creo que es un recurso que consigue crear un atmósfera mucho más angustiante al tener una iluminación tan limitada. Todo ello, va aderezado con unos efectos de sonido que nos harán estar constantemente pendientes de lo que pasa a nuestro alrededor. No puedo decir lo mismo de la banda sonora, que para mi gusto no llega a la altura de la original, pese a cumplir con su cometido. Afortunadamente, esto tiene fácil solución pues podemos elegir si nos quedamos con la música del remake, o la música original (previa descarga, obviamente). Yo por mi parte probé ambas versiones y la verdad que hacerlo con la música original es todo un bofetón de nostalgia para aquellos que disfrutamos del título original en el momento de su lanzamiento.



En el apartado jugable, los cambios son más que notorios con respecto a la experiencia original. Atrás quedan las cámara fijas, los fondos estáticos y los controles tipo tanque. El juego se ha adaptado muy bien a los tiempos que corren, y pese a que el apuntado se me atragantó al principio (no por el control en sí, sino porque se me da mejor este tipo de juegos con teclado y ratón), en cuanto le pillas el truco es una delicia dedicarte a desmembrar  zombis o directamente reventarles la cabeza.

Y tras toda la chapa anterior, os voy a dejar a continuación los aspectos que más me han gustado del título. Ojo porque a partir de aquí habrá spoilers, por lo que si alguien no lo ha jugado aún, que deje de leer, o que lo haga bajo su cuenta y riesgo.

Sin lugar a dudas uno de las cosas que más me han hecho disfrutar (aunque suene masoquista) es la capacidad que tiene este juego de ponerte en tensión, especialmente durante tu primera partida. Si en el juego original los escenarios podían resultar angustiantes, en esta ocasión, han conseguido que lo sean aún más. Y como dije unos párrafos atrás, esto se consigue -en mi opinión - gracias a la linterna, me explico. En el juego original, al tener fondos estáticos, y debido a las limitaciones técnicas de la época, los escenarios estaban - por decirlo de alguna manera - iluminados. A día de hoy, al no tener esas limitaciones, te lo dejan todo a oscuras y te dan una linterna para que no veas más allá de su haz de luz, esto unido a los juegos de sombras implementados, consiguen una experiencia muy inmersiva que logra tenernos en un perpetuo estado de alarma.

Esta imagen ejemplifica a la perfección lo que quiero decir con el tema de la linterna
 

El diseño de los enemigos es otro de los puntos que más me han gustado, tanto jefes como enemigos normales lucen increíbles y llenos de detalles escabrosos. Todo ello unido al hecho de que los enemigos reaccionan de manera distinta según dónde les disparares (pudiendo incluso mutilarlos) es otro de los aspectos que más han logrado cautivarme.


Más allá de eso, sin duda lo mejor de este Resident Evil 2 Remake, es que ha sabido mantener bastante bien la esencia clásica adaptándolo a los tiempos modernos. Si leísteis la entrada sobre Resident Evil 3 Remake, recordaréis que dije que el juego y que era muy de tirar para delante sin apenas tener que investigar los escenarios. En el caso de Resident Evil 2 no es así, y se ha respetado mejor el estilo clásico tan característico de la saga de ir dando vueltas y visitando zonas que ya habíamos visitado anteriormente. La acción aquí, aunque también presente, queda más relegada a un segundo plano dándole más protagonismo a la investigación y la exploración.


Dicho esto, pasemos a hablar de las cosas que, a mí personalmente, menos me han gustado. Y voy a empezar por uno de los mayores (porque opino que hay uno mayor aún) dolores de huevos del juego: Mr. X. La primera vez que me encontré con Mr. X, debo reconocer que se me pusieron los huevos de corbata. Su aparición el Resident Evil 2 original, la recordaba como una cosa muy traumática. Además viniendo de Resident Evil 3 Remake donde Nemesis sacaba toda la artillería cada vez que aparecía, me hacía temer lo peor. No os voy a engañar, los primeros momentos con Mr. X acechando, la tensión se disparó. Oír sus pasos o verle aparecer al final de un pasillo hacían que se me pusiera el culo prieto y echase a correr como alma que ha visto al diablo pero... pasado el periodo de adaptación, Mr. X es más una molestia que una manera de añadir tensión. 

En serio, es muy pesado

Me explico a riesgo de repetir lo que dije en la entrada de Resident Evil 3 Remake. Como bien sabréis los que hayáis jugado a RE2 Remake Mr. X - a diferencia de Nemesis en Resident Evil 3 Remake cuyas apariciones están scriptadas a lo largo del juego - campa a sus anchas por el escenario y durante ciertos punto del juego se dedicará a acecharnos (igual que lo hacía Jack en Resident Evil 7 o Lady Dimitrescu en el más reciente Village)

Suena genial a priori, y cualquiera diría que lo que hicieron con Nemesis fue dar un paso atrás, pero yo no opino igual. Mr. X se limita a perseguirnos, y si lo tenemos muy cerca nos pega un puñetazo, que si bien en los niveles más altos del juego nos puede dejar tiritando y en peligro, jugando en normal o en fácil no suponen ningún tipo de peligro, más teniendo en cuenta que debido a su lentitud resulta sencillo de esquivar. La única situación en las que me las vi y me las deseé, fue cuando se juntaban Mr. X y un licker despistado en algún pasillo. En ese momento sabía que estaba bien jodido, pero sabiéndolo de antemano, siempre procuraba limpiar las zonas de Lickers, o directamente evitarlas si me era posible. Más allá de eso, Mr.X lo único que conseguía era cortarme el rollo y la verdad que era una alegría quitárselo de encima. 

Esta es una de esas situaciones en las que lo único que te queda es rezar.
 

Pero sin duda alguna, lo que más he aborrecido durante mis más de ocho partidas, es la parte de Ada Wong. Una sección para mi gusto aburrida, confusa y totalmente prescindible. Un dolor de huevos especialmente en modo Hardcore. Ojalá Capcom hubiera dado la opción de saltarse esa parte como pasaba con los trayectos en moto de Final Fantasy VII Remake una vez te los pasabas en la primera partida. Por suerte su parte dura más bien poco, y para cuando decides pasártelo en Hardcore el camino ya te lo sabes. 

La peor parte del juego con diferencia

Más allá de eso, no le puedo poner muchas más pegas al juego. Si que es cierto que en este caso se me hizo algo más pesado sacar el platino, pero fue principalmente porque me costó más memorizar los escenarios, ya que al haber dos campañas tan similares entre sí, al final confundía unos recorridos con otros. 

Por lo demás, un remake bastante bueno, aunque no falto de recortes, de uno de los títulos más queridos por los fans de la saga que a día de hoy se puede encontrar muy bien de precio, y que recomiendo tanto a a los amantes de la saga como a aquellos aficionados a los juegos de terror en general. Además, por si todo lo anterior fuera poco Capcom lanzó un DLC gratuito bastante interesante conocido como Ghost Survivors del que os hablaré en una futura entrada, y que sin llegar al nivel de los tan querido Mercenarios, se convierte en una experiencia más que interesante y realmente exigente.

 


2 comentarios:

  1. Me he parado en la parte en la que empiezan los spoilers, pero éste en concreto es un juego al que he jugado un par de horas. ¿Qué decir? Pues poco salvo que me ha gustado y que es uno de esos que me guardo para más adelante. Lo veo incluso más completo, quizás por historia, que lo poco que pude tratar del RE3. En su momento, el del clásico, fue uno de los juegos que más me impactaron aunque por ser el primero me quedo con la aventura en la mansión. Dos personajes, dos historias que divergen, y el trasladar a toda una ciudad el fenómeno zombi. El primer remake del Resident Evil en la mansión Spencer es la caña, pero éste, por lo poco que pude jugarlo, lo borda. Y bueno, que escribes de puta madre, para qué negarlo xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo por eso siempre aviso xD no me gusta comerme spoilers y lo que no quiero para mí no lo quiero para los demás.

      A mí me gustó más el remake del 3, me pareció más cañero y directo aunque no respete una puta mierda al original. Como juego para mí lo peta, y hacer speedruns es una delicia, le metí tantas horas que al final era capaz de acabarlo en apenas hora y veinte.

      Con el Remake del 2 se nota que pusieron algo más de mimo y menos de tijera, como tu dices es "más completo", aunque faltan partes del original y añaden cosas que para mí no aportan ningún valor, pero ya te lo encontrarás, no te quiero chafar la sorpresa. En general es un juego muy guapo y más difícil que el 3, aquí los zombis parecen esponjas de las balas que aguantan.

      Ahora eso sí, como el primero ninguno, mi Resident Evil preferido sin lugar a dudas. Tanto el original como el remake.

      Gracias por pasarte tío, siempre es un placer tenerte por estos lares :D

      Eliminar