martes, 1 de junio de 2021

Resident Evil Village: review sin spoilers

El pasado 7 de mayo llegaba, al fin, el por muchos esperado Resident Evil Village. La octava entrega de la saga que, como bien sabréis, esperaba impacientemente desde que se anunció y empezó a salir la primera información del juego. Hace escasos días, tuve el placer de terminarlo y como no podía ser de otra manera, en la entrada de hoy os cuento mi experiencia ¿valió la pena comprarlo de salida? Seguid leyendo para descubrirlo.

Resident Evil Village continúa la historia de Resident Evil 7. Tras escapar de los horrores vividos en la casa de los Baker, Ethan y Mia comienzan una nueva vida en Europa junto a su hija Rose. Todo parece ir bien, hasta que una noche, ocurre un incidente tras el cual separan a Rose de los brazos de sus padres. Tras dicho acontecimiento, apareceremos en mitad de la nada, y a través de un sendero nevado, llegaremos a la misteriosa aldea donde dará comienzo la aventura de Ethan en busca respuestas y de su hija. El resto de la historia y situaciones que se viven a lo largo del título, os dejo a vosotros que lo descubráis. Simplemente haré un par de apuntes al respecto, si bien no es imprescindible haber jugado a Resident Evil 7, si que resulta muy recomendable haberlo hecho. Village, además de darle sentido a la séptima entrega de la saga, se disfruta plenamente conociendo los hechos que en ella acontecieron, y si bien al principio del juego se nos ofrece un resumen de lo ocurrido durante Resident Evil 7, la experiencia es infinitamente más completa habiéndolo jugado.

Por último y antes de dejar de lado el arco argumental del juego, no puedo evitar preguntarme qué versión jugó la "prensa especializada", ya que bajo ningún concepto, coincide mi opinión sobre el juego con ninguno de los análisis que he podido leer (tampoco es que leyese muchos por no comerme spoilers). Y por lo que he podido ver, no soy el único usuario que piensa así. 


Me gustaría hablar a continuación de los aspectos técnicos del juego, pero antes de hacerlo, veo necesario indicar que mis impresiones se basan en la versión de PS4 jugada en una PS4 Slim. Aclarado esto, simplemente decir que Village luce increíblemente bien, tanto a nivel gráfico como artístico, pese a que el rendimiento decae en algunos puntos. Si bien el framerate es bastante estable, tendremos algún que otro tirón en algunas ocasiones (especialmente en escenarios abiertos o en zonas con muchos enemigos o efectos visuales más demandantes). Además, como ya pasaba en el anterior, hay momentos en los que las texturas tardan un poco en cagar. Nada que empañe la experiencia general, pero fallos que están ahí y que creo necesario mencionar. Más allá de eso, podemos decir que el RE Engine que tan bien le ha funcionado hasta ahora a Capcom, sigue dando muy buenos resultados. Imagino que en plataformas superiores, el juego lucirá y rendirá incluso mejor, pero si os preocupaba el rendimiento en consolas de la generación anterior, creo que podéis estar tranquilos. Eso sí, no sé como irá la versión de Xbox One, pero deduzco que tampoco dará problema alguno.

Pasemos al plano artístico que es, probablemente, donde más sorprende el juego. No exagero si digo que es el único juego hasta la fecha en el que he abusado del modo foto, especialmente en la parte del castillo Dimitrescu que es probablemente uno de los escenarios más espectaculares y llenos de detalle (sin desmerecer al resto) de todo el juego. Todos los escenarios, cada uno con su estilo, está diseñado con un gusto y un detalle exquisitos, que hacen que Village entre por los ojos sorprendiendo al jugador a cada paso que da.

 

A nivel sonoro, volvemos estar ante un juego que centra todo su potencial en los efectos de sonido para meternos de lleno en la ambientación. La música es escasa pero está muy bien implementada, y me gustaría hacer una mención especial a la respiración acelarada de Ethan cada vez que se aproxima un peligro, dándole al juego un punto increíble y muy realista. No recuerdo si esto ya se incluyó en Resident Evil 7 (diría que no), pero me ha parecido todo un acierto y una manera muy interesante de generar tensión.

En cuanto a jugabilidad, Village apuesta nuevamente por la perspectiva en primera persona como ya hizo la anterior entrega. Sigue sin ser santo de mi devoción, pero reconozco que en esta ocasión el control del personaje está más pulido y resulta más ágil. Si leísteis mis impresiones sobre Resident Evil 7, recordaréis que una de mis principales quejas, era lo torpe que me sentí durante toda la aventura por culpa de los controles. En esta ocasión dicha sensación ha desaparecido, y da como resultado una experiencia mejorada y bastante más llevadera. Algo que se agradece si tenemos en cuenta que estamos ante un título con bastante más acción que el anterior.

Ya que hablamos de acción considero oportuno hablar de los enemigos que encontraremos durante nuestro periplo. Como ya sabréis, otra de las cosas que más le eché en cara a Resident Evil 7 fue la poca variedad de enemigos que encontrábamos durante el juego. Este es otro punto que se ha subsanado en Village, donde nos encontraremos con una buena variedad de enemigos comunes, que junto a los jefes y subjefes que iremos aparecerán a lo largo del juego, dan como resultado un plantel muy respetable.

Para acabar con todas las amenazas que el juego pondrá en nuestro camino, contaremos con un amplio arsenal de armas a nuestra disposición. Algunas las encontraremos durante la aventura, y otras se las podremos comprar al Duque que, como ya sabréis, hace una función similar a la que hacía el Buhonero en Resident Evil 4 (siendo uno de los múltiples guiños a la cuarta entrega que encontraremos a lo largo del juego) . Además de armas, podremos comprar objetos y munición, mejorar las armas que ya tengamos, y preparar platos en la cocina del Duque que mejorarán nuestra salud, la velocidad de movimiento o el daño que recibamos al cubrirnos. Todo lo que nos venderá Duque (excepto los platos para los que únicamente será necesario obtener los ingredientes cazando animales) lo compraremos utilizando Lei (la moneda del juego) que podremos obtener matando enemigos, o vendiendo tesoros y objetos valiosos que encontremos por el escenario.

 


Estoy haciendo especial hincapié en la compra-venta de objetos, así como en el tema de la mejora de armas y estadísticas por un motivo en concreto que paso a desarrollar. Previo a su lanzamiento, y sabiendo que en Village tendría un componente de acción más marcado, se aseguró que, a diferencia de títulos anteriores, la munición durante el juego sería abundante.  

Decir que la munición escasea sería faltar a la verdad, abundar abunda, pero no tanto como para andar derrochándola. Y es que a poco que tengamos poca puntería y no acertemos a la cabeza (cosa bastante probable teniendo en cuenta que los enemigos se mueven más que un garbanzo en la boca un viejo), en dificultad normal, los cargadores se vacían más deprisa de lo que a uno le gustaría si no se detiene a estudiar la situación y buscar una posición ventajosa. Y si bien es cierto que en ningún momento me he visto acorralado por falta de munición (por motivos que explicaré cuando hable de la duración), si que me he visto obligado a afinar la puntería para no derrochar más balas de las estrictamente necesarias. Por tanto, decir que Resident Evil Village es un shooter en primera persona, es faltar a la verdad. Dicha afirmación no podía estar más alejada de la realidad, especialmente cuando hay tramos en los que no pegamos ni un solo tiro. Además, imagino que en niveles de dificultad superiores, contaremos aún con menos munición, así que si alguien se piensa que esto es un Call of Duty Zombis, se va a llevar un chasco importante.

Por otro lado, encontramos en Village un buen número de puzzles, bastante bactracking (aunque algunos se empeñen en decir lo contrario), y un buen número de coleccionables, tesoros, y secretos a descubrir. Hay que reconocer eso sí, que los puzzles no son excesivamente complicados, pero tienen ese saborcillo clásico de la saga que tanto me gusta, y están muy bien implementados a lo largo del juego sin que en ningún momento tengas la sensación de que te estén rompiendo el ritmo del juego.

 


A continuación me gustaría hablar de uno de los puntos que más polémica ha levantado en torno al juego: su duración. Pero antes de eso, me gustaría hacer un pequeño inciso para comentar algo que veo de manera recurrente últimamente y que me parece cuanto menos preocupante: juzgar un juego por su duración. Y es que da la sensación de un tiempo a esta parte, estemos en un concurso de ver quién la tiene más larga, en el que parece que a mayor duración, mayor calidad. Luego viene cuando nos damos de cara con la triste realidad y nos encontramos con títulos que alargan su duración a base de secundarias sin sentido que consisten en ir de A a B. Pero bueno, eso es otra historia y debe ser contada en otra ocasión. Sigamos con Village.

En dificultad normal (que es en la que lo he jugado en mi primera partida), me ha durado cerca de las 12 horas (11 horas 39 minutos). Una duración, bajo mi punto de vista, más que digna para un juego de estas características. Y podría haberme durado más, pero ha habido cosas que, por ganas de avanzar en la historia o directamente porque iba mal de recursos, he dejado para partidas posteriores. En cuanto a la dificultad, debo reconocer que me ha parecido bastante asequible y a excepción de de algún trozo en el tramo final, no he muerto en demasiadas ocasiones. Por tanto, yo descartaría la dificultad fácil para la primera partida para que no resulte un paseo. Aunque, obviamente, eso lo dejo a elección de cada uno.


Obviamente, estoy hablando de la duración del modo historia, porque una vez terminamos la primera partida, aún tendremos muchas cosas por hacer. Desde el modo Mercenarios (al cual me he vuelto un completo adicto), hasta las Nuevas Partidas +, sin olvidarnos de la cantidad de coleccionables y retos que el juego propone. Si eres de los que como yo, disfrutan rejugando y exprimiendo los juegos al máximo, tienes aún mucho que hacer en Village.

Hay otro punto que quiero englobar aquí dentro, que también ha sido objeto de críticas y que no es otro que el del backtracking. He leído mucha gente decir que el juego es pasillero y bastante lineal. Es aquí cuando me llevo nuevamente las manos a la cabeza y no puedo evitar preguntarme a qué versión ha jugado esa gente. Obviamente si vas a pijo sacado hay poco backtracking, pero si te tomas el juego con un poco más de calma, descubrirás que a medida que avanzas en el juego, van apareciendo cosas en zonas que ya has visitado que antes no estabas, o que vas obteniendo llaves que te permiten acceder a sitios a los que antes no podías entrar. Por tanto, no estoy en absoluto de acuerdo con catalogarlo de pasillero, cuando no es así.


Pasemos ahora a dos de las grandes preguntas que seguramente mucha gente se esté haciendo, la más polémica la dejo para el final así que vamos a por la primera ¿da miedo Resident Evil Village? Depende. Siempre he dicho que el miedo es algo muy subjetivo, aquí entraría la personalidad de cada uno. A mí personalmente y hablando del juego en general, no me lo ha hecho pasar tan mal como me lo hizo pasar Resident Evil 7, juego que como ya sabréis, me pasé con el culo prieto. Pero hay un trozo a lo largo del juego, que deja en bragas a Resident Evil 7 y a cualquier Resident Evil anterior. Un trozo del juego que me lo pasé corriendo mientras miraba al suelo para no ver los horrores que tenía delante. Una parte que mira de tú a tú a la saga Silent Hill. No os digo más, ya lo descubriréis. Más allá de esa parte, tendremos un nivel de terror similar al de otros juegos de la saga, con sus zonas malrolleras, sus momentos de tensión y sus jumpscares característicos. Sinceramente, me he encontrado más tensión de la que esperaba tras probar las demos del pueblo y del castillo.

 

Hasta aquí todo son risas

Dicho esto, demos paso a la pregunta del millón ¿es un Resident Evil? Para mí sí, totalmente. No puedo argumentar mi respuesta porque sería entrar en spoilers y no quiero porque sé que hay mucha gente que me lee que aún no lo ha jugado. Solo os diré una cosa, jugadlo en cuanto tengáis oportunidad. No solo es un Resident Evil, sino que da sentido a Resident Evil 7. Conocéis mi opinión sobre Resident Evil 7, os la dejé por aquí hará cosa de un mes y medio, sabéis que me lo pasé para prepararme de cara a Village y que se me quedó cara de tonto al terminarlo. Sabéis que a la misma pregunta de si era un Resident Evil respondí con un no rotundo. Seguramente tenga que actualizar esa entrada, porque si bien sigue siendo uno de los Resident Evil que menos me ha gustado, mi manera de verlo, pese a sus múltiples carencias, ha cambiado completamente después de jugar a Village. Y repito lo que dije al principio de la entrada, si bien no es indispensable, resulta muy recomendable haber jugado a Resident Evil 7 antes de empezar con Village. Si habéis seguido la saga desde sus inicios y conocéis la historia, creedme, lo vais a disfrutar muchísimo.

Como conclusión y para ir cerrando ya una entrada que se me ha alargado más de lo que esperaba, simplemente decir que he disfrutado (y sigo disfrutando porque mi intención es sacar el platino) una barbaridad del juego. Me he quedado embobado mirando sus escenarios, me ha parecido increíble a nivel artístico, y he quedado muy pero que muy satisfecho a nivel argumental. Sabíais que con este juego tenía las expectativas por las nubes, y sabéis los peligros que ello conlleva, pero me atrevería a decir que las ha superado, situándose entre uno de mis juego preferidos de la saga. Valió la pena la espera y, al menos para mí, valió la pena comprarlo de salida.

 

 

 

4 comentarios:

  1. En primer lugar me alegro muchísimo de que al final te hubiese merecido la pena comprarlo de salida ^^

    Ya metiéndonos de lleno en el análisis, la verdad es que suena interesante, desde que leí tus impresiones ya tenía ganas de catarlo, pero la verdad es que ahora me has terminado de convencer. Suena interesante la premisa, vengo de RE7 que no me pareció malo, pero me canso tanto puzle y detener la tensión para eso, además de que todo el tema backtraking me suena interesante, porque da a pie a perderse explorando y haciendo cosas, y sí ya tiene acción bien racionada, por mi bien.

    Lo que sí Suso tengo varias preguntas:

    ¿Se puede hacer todo en una sola partida o requiere por narices acudir a New game +?

    Ciertas partes si recuerdan a RE7, como el castillo de lady Dimitrescu ¿no? Aunque no se si habrá más...

    Del modo mercenarios no explicas mucho. ¿Es igual que en los anteriores RE? ¿O varia algo?

    Y creo que con esto no me dejo nada, espero tu respuesta, un saludo ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas Spi! Realmente (para mí) valió la pena, lo esperaba con muchísimas ganas y jugarlo de salida ha sido un lujo que hacía años que no me daba, así que aunque fuera un pico, creo que está bien invertido (todo sea por autoconvencerse XD)

      A mí Resident Evil 7 me dejó algo frío, no tuve sensación de Resident Evil ni siquiera hacía el final del juego, tenía la sensación de estar jugando a otra cosa pero desde luego no a un RE. El tema de los puzzles a mí realmente no me cortó el rollo, pero bueno al final eso depende de cada uno.

      No esperes un mapeado al estilo mundo abierto en Village, da para bastante backtracking, pero como te digo no es ni de lejos un mundo abierto. Aunque a excepción de algunas zonas, puedes volver a visitarlo prácticamente todo.

      Dicho esto vamos a por las preguntas:

      Si te refieres a ver todo el mapa, conseguir todos los coleccionables, cargarte todos los jefes secundarios y demás. Sí, puedes, teniendo siempre en cuenta que habrá sitios a los que no podrás volver. Si vas a por logros/trofeos, imposible hacerlo todo en una sola partida. Te piden speedruns, máximas dificultades y otras cosas típicas de la franquicia. Pero resumiendo, si te refieres a poder verlo todo, puedes. Yo dejé cosas porque hubo puntos en los que iba muy escaso de recursos, y como sabía que me lo volvería a pasar más adelante, hubo cosas que me salté.

      A mí no ha habido nada que me recuerde realmente a Resident Evil 7, lo más parecido (y tampoco) es una parte que visitas en cierto momento, pero poco más. En el castillo la única similitud con el 7, es que aquí en vez de perseguirte Jack, te persigue Dimitrescu. Que mucha coña con Dimitrescu, pero cuando estás jugando, no veas lo que impone la tía XD Hay mecánicas que te pueden recordar, hay guiños al 7, pero también los hay al resto de la saga. Pero en general, no he tenido la sensación de estar viviendo más de lo mismo.

      Del modo Mercenarios no he hablado porque en el momento de redacttar la entrada apenas había jugado por lo que no tenía una opinión sólida sobre él (además se hubiera alargado una barbaridad). Es parecido a los anterior pero no es exactamente igual. Aquí el único personaje que manejas es Ethan, y en vez de empezar con un equipo predeterminado, empiezas siempre con la pistola y en la tienda del Duque eres tú quien decide qué armas comprar y mejorar para afrontar los desafíos (spoiler: para los 4 primeros niveles la escopeta es tu amiga, no necesitas nada más). Como novedad, y supongo que para compensar que solo usas un personaje, además de los relojes del tiempo, hay unas esferas azules que te otorgan ciertas habilidades (mayor salud, más velocidad, más daño con el arma X...). Éstas son aleatorias y cada vez que rompes una burbuja puedes elegir entre tres diferentes que aparecen al azar. Por lo demás la mecánica es muy parecida, máxima puntuación posible procurando no perder el combo y dejando la zona limpia. Como habrás visto en tuiter, a mí me tiene muy enganchado.

      Y creo que no me dejo nada, muchas gracias como siempre por pasarte, y espero haber resuelto tus dudas :D

      Eliminar
  2. No he tenido ocasión de jugarlo, así que poco puedo aportar.
    Mi relación con Resident Evil fue muy intensa con los primeros títulos de la saga, y la llegué a considerar una serie de culto, con sus más y sus menos, pero a partir de la cuarta entrega para GameCube fui perdiendo paulatinamente el interés.
    Quizá por el progresivo abandono de la temática survival horror en favor de la acción directa, aunque las cifras de ventas avalan este cambio.
    A la séptima entrega sí pude jugar en su momento, y aunque me gustó, no me llegó a entusiasmar.
    Pero vamos, si la serie sigue evolucionando en esa dirección, y abrazando el componente terrorífico de antaño, me parece estupendo.
    Tan sólo me choca la incorporación, según tengo entendido, de otros monstruos de la cultura popular (hombres lobo, vampiros, etcétera).
    A este paso, imagino, es cuestión de tiempo que alguna momia, fantasma, o el Chupacabras, qué se yo, también hagan acto de presencia en la serie.
    Nah, no me hagas mucho caso.
    Tan sólo bromeaba.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas de nuevo José!

      Entiendo tu punta de vista, y hace unos años, te hubiera dicho que lo comparto. No es que haya dejado de compartirlo, pero lo hago con cierto matices, me explico a continuación.

      Soy amante de la saga desde su primera entrega en 1996, debo decir que para mí, el cambio tan radical que pegó la franquicia con la cuarta entrega también me desmotivó un poco. Resident Evil 4, si bien es un juego que me hizo pasarlo bien, se alejaba mucho de lo que los fans de la saga estábamos acostumbrados. Con la quinta entrega mucha gente se bajó del carro, yo mismo lo hice. Después de terminar el 5, que será lo que sea, pero no puedo negar que me divirtió, me planté. Al 6 no llegué a jugar dejándome llevar por las malas críticas (ahora que estoy pegándole un repaso a la saga lo he comprado para darle su oportunidad).

      Al 7 no tenía intención alguna de jugar, no me llamaba en absoluto, y tenía la sensación de que se trataba de un reboot de la saga... hasta que anunciaron Village. No sé qué fue lo que me llamó tanto la atención, pero ya desde las primeras imágenes que aparecieron me llamó muchísimo la atención. Cuando me enteré de que era una continuación directa de RE7, lo compré y lo jugué. No te lo voy a negar, no me gusta RE7, me lo pasé en fácil y a salto de mata para conocer la historia y estar preparado para Village, pero no me gusta.

      Cuando empezaron a llegar las primeras demos de Village, la verdad que me dio la sensación que de Resident Evil no tenía nada, pero aún así como juego me seguía llamando muchísimo la atención. Total, comprado de salida y terminado en dos semanas. ¿Conclusión? me pareció un juegazo y sí, un buen Resident Evil. Sé que esto último te puede resultar chocante, pero aunque lejos queden aquellas cámaras fijas, esto para mí es un Resident Evil que no solo conecta con el orígen de la saga, sino que le da sentido al 7 dentro de la franquicia.

      Sé que es chocante la incorporación de esos nuevos monstruos que comentas, a mí también me chocó, PERO todo está explicado dentro del juego y tiene sentido, creéme ;) Al fin y al cabo, la saga no se ha caracterizado solo por los zombis, sino por todos los monstruos que han ido haciendo acto de presencia. Yo solo te digo que no te dejes engañar por las apariencias, estos monstruos tienen sentido, igual que, aunque te resulte increíble, lo tenía todo lo visto en RE7.

      Por último, el cambio a la acción, debemos tener una cosa en cuenta, cada entrega que fue saliendo tenía un poco más de acción que la anterior. El segundo tuvo más acción que el primero, y el tercero más que el segundo, mal que pueda pesar.

      Si jugaste al 7 y no te disgutó, yo te recomiendo que cuando tengas oportunidad, le pegues un tiento a Village, creo que te sorprenderá gratamente y te hará ver la séptima entrega con otros ojos.

      En fin, no me enrollo más que menudo tocho te he dejado XD Muchas gracias por pasarte a comentar. Si terminas probándolo, ya me dirás qué te parece :D

      Eliminar