martes, 6 de julio de 2021

The Lost World Jurassic Park (Sega Saturn/PSX)

A finales del 97, en plena fiebre jurásica, llegaba a nuestras consolas de 32 bits la adaptación videojueguil de The Lost World: Jurassic Park. Un título que pese a tener sus luces y sus sombras, me mantuvo muchas horas pegado a la pantalla. 

La versión de la que hablaré en esta entrada será la de Sega Saturn por un motivo muy simple, es la que tengo y es la que jugué. No obstante, y por lo que tengo entendido, ambas versiones del juego son idénticas y no hay cambios sustanciales entre ellas, aunque según tengo entenido, más tarde PlayStation recibiría una edición especial con algún contenido adicional. Pero vaya, que la versión base, era la misma en ambas consolas. Dicho esto, empecemos.

La versión de Saturn del título que hoy nos ocupa fue desarrollada por Appaloosa Interactive y distribuida por Sega. Lanzada en Europa en noviembre del 97, y basado en la película del mismo nombre, que a su vez era la secuela de la mítica Jurassic Park (¿en serio hace falta poner esto?), The Lost World: Jurassic Park, nos ofrecía un juego de acción y plataformas de desarrollo horizontal sobre entornos tridimensionales, que podríamos recorrer con hasta cinco personajes distintos, aunque a diferencia de otros títulos, como por ejemplo el Jurassic Park de Mega Drive en el que podíamos elegir con quién jugar, aquí no estarán todos desbloqueados desde un principio, sino que iremos jugando con uno u otro a medida que avancemos en el juego. Un palo bastante duro cuando eres un chaval y lo único que pretendes es sembrar el caos con un Velociraptor o arrasar el escenario con un T-Rex. Pero esto ya lo veremos más adelante, primero, hablemos de los aburridos, pero necesarios, aspectos técnicos del juego. 

A nivel gráfico, The Lost World Jurassic Park, es un juego que luce muy bonito y colorido, y pese a la cantidad de niveles de los que consta el juego encontramos bastante variedad de localizaciones, al menos al principio (la cosa decae un poco en los compases finales cuando manejas al T-Rex, pero ¿a quién coño le importa eso si estás al mando de un T-Rex?). Los escenarios -especialmente los del principio del juego-  están llenos de detalle y tanto los modelos como sus animaciones son sin duda uno de sus puntos más fuertes, especialmente el modelado y animación de los dinosaurios que podemos manejar, que a día de hoy siguen resultando muy sorprendentes. No se puede decir lo mismo de los humanos que, por desgracia, nos toca manejar, pero una vez más, ¿a quién le importará un humano, pudiendo ser un dinosaurio?. Por lo demás, el juego se ve sólido y pese a algún que otro tironcillo puntual, funciona fluído y sin problemas de rendimiento.

En cuanto a su apartado sonoro, estamos ante un título que sorprende por su increíble banda sonora. Producida por Michael Giacchino (que más tarde se encargaría de la banda sonora de Medal of Honor), la banda sonora del juego consiste en un total de 19 pistas que emocionaron al mismísimo Spielberg (y esta vez no lo estoy diciendo para hacer coña). Sin duda uno de los mejores apartados del juego y uno de los que mejores críticas recibió en su momento.

A nivel narrativo, The Lost World Jurassic Park, pasa olímpicamente de la historia de la película en la que se basa pese a que, como en la película, los hechos se desarrollan en la Isla Sorna. Sea como sea, su argumento, si es que se le puede llamar así, es lo menos relevante del juego, y en esta ocasión os aseguro que no lograron emocionar a Spielberg. Se supone que cada uno de los personajes tiene su propia "historia", que consiste básicamente en escapar de la isla/instalacion en la que se encuentre. Como ya he dicho, no esperéis nada a nivel narrativo. Tampoco creo que una buena historia sea precisamente lo que se busca en este tipo de juegos. Aquí se viene por los dinosaurios, no a que te cuenten cuentos

Dejando ya de lado los aspectos necesariamente aburridos, pasemos a hablar del apartado jugable que siempre es más divertido que hablar de aspectos técnicos. The Lost World Jurassic Park se compone de un total de 30 niveles y dispondremos de hasta 5 personajes. Indistitanmente del personaje que manejemos, la mecánica del juego es siempre la misma, avanzar por escenarios superando obstáculos y enemigos hasta llegar al final del nivel, una fórmula tan clásica como efectiva. Los niveles, si bien son lineales, tienen zonas secretas en las que encontraremos secuencias de ADN (los coleccionables del juego) que nos darán una sorpresa al final en caso de conseguirlos todos. Como dije al principio, en ningún momento podremos elegir al personaje. Es decir, no tendremos la oportunidad de empezar la partida jugando con el Velociraptor o el T-Rex como nos hubiera gustado. Como buen juego de la época, eso te lo tenías que ganar avanzado hasta llegar a los niveles más avanzados del juego en los que podríamos manejar a los dinosaurios anteriormente citados, o en su defecto tirar de trucos y perderte la magia del sufrimiento y su posterior recompensa. 

Los primeros 9 niveles corresponden al Compsognathus (el dinosaurio verde chiquitín). Son seguramente los niveles más variados a nivel de diseño y situaciones, teniendo incluso un terrorífico nivel acuático, pero entendedme, queremos bichos grandes, no jugar con el chihuahua de los dinosaurios. Aún así y como ya digo, los niveles de Compy son posibemente los más variados y se hacen bastante amenos, lo peor del juego sin duda alguna, empieza cuando termina la parte del Compsognathus y llegamos a la del cazador...

Un total de 7 niveles corresponden al cazador. Pueden parecer pocos, pero a mí se me hicieron eternos y, para mi gusto, son incluso peores que los tres últimos en los que manejamos Sarah Harding. Los niveles del cazador son bastante más oscuros y menos variados que los del Compy, además para avanzar por ellos, tendremos que hacer uso de un gancho, que cuando lo jugué en su momento, me resultaba impreciso y desesperante. No es que el juego sea difícil, no me malinterpreteis, pero creo que a nivel de diseño de niveles con el dichoso cazador, patinaron un poquito. Su mecánica era parecida a la del Compy, pero portando un arma y el dichoso gancho. Además, y esto ya es una anécdota personal, la tele en la que jugaba en la época, pedía a gritos que la jubilasen. Cuando llevaba un rato encendida se quedaba en negro con una raya horizontal en el medio (avería típica de las teles de tubo), precisamente dicha avería me pilló mientras jugaba la parte del cazador, así que tuve que repetir los niveles infinitas veces, porque a la tele le daba por dejar de funcionar siempre en los momentos más inoportunos. Sea como sea, si logramos sobrevivir al tedio que suponía esta parte, llegaríamos al primer premio, la parte del Velociraptor

La parte del Velociraptor es sin duda una de mis preferidas, y posiblemente la más fácil de todo el juego. Estamos al mando de una bestia implacable capaz de arrasar con todo lo que se le ponga por delante. Aquí nuestra misión consistía en escapar de la instalación en la que nos tenían encerrados, y por si estábamos resentidos con el los níveles del cazador, aquí teníamos muchos cazadores con los que resarcirnos y darnos un buen festín. Y lo del festín lo digo de manera literal, es algo que no he comentado, pero para recuperar salud con los dinosaurios, podíamos alimentarnos de los cadáveres de los enemigos (con los humanos había aburridos botiquines). Lamentablemente, todo lo bueno se acaba, y los niveles del Raptor si mal no recuerdo era únicamente 6, que se me hicieron excesivamente cortos teniendo en cuenta todo lo que había sufrido para llegar. Por suerte, lo que venía a continuación era el premio gordo (o quizá no...), la parte del T-Rex.

Si los niveles del Velociraptor se os antojaban pocos, más escasos os parecerán los 5 niveles del T-Rex, especialmente si tenemos en cuenta que hemos pasado por un Compy y un cazador para llegar hasta este punto. Lamentablemente, y aunque quizá esto os resulte sorprendente, los niveles del T-Rex no diré que son malos pero sí más flojos de lo que uno podía esperar. A ver, es una experiencia muy enriquecedora la de  llevar a un T-Rex, y más cuando el modelo y las animaciones son tan sorprendentemente buenas, pero los niveles son todos bastante parecidos, no puedes sembrar el caos tanto como te gustaría, y a nivel de manejo el raptor es mucho más ágil y divertido. Sea como sea, no os penséis por lo que digo que no me gustaron sus niveles, junto a los del Velociraptor, son de lo mejor que tiene el juego. Terminada esta parte llegaríamos a los tres últimos niveles protagonizados por la señorita Sarah Harding o también conocida como "la presa humana".

No he encontrado el modelo como los anteriores así que os tenéis que conformar con esto
Volvemos a manejar a un humano, a estas alturas recuerdo en su momento ya había perdido el interés, los dinosaurios con los que quería jugar ya los había manejado, así que, de chaval cuando llegué a esta parte me puse con otro cosa. Fue de más mayor que terminé el juego, pero pese a tenerlo más fresco, tampoco recuerdo muy bien como se desarrollaban estos tres últimos niveles. Si no me falla la memoria, creo que en los dos primeros te perseguía un T-Rex, y el último era el combate final contra dos de ellos. Si conseguíamos superar el combate contra los dos T-Rex, que por cierto recuerdo bastante difícil, llegaríamos al final del juego, y en caso de que hayamos conseguido todas las secuencias de AND que comenté al unos párrafos atrás, tendremos una, cuanto menos curiosa, escena post créditos.

Para ir cerrando este apartado y dar paso a las conclusiones, sin entrar demasiado en detalle porque esto se me está yendo de madre otra vez, simplemente decir que a nivel de controles, estamos ante un juego sólido y con buena respuesta en general. Menos en los niveles del cazador donde el gancho de los cojones lo jode todo resulta bastante tedioso de manejar. Por lo demás, y por extravagante que parezca, el control transmite muy buenas sensaciones haciendo muy palpables las diferencias entre dinosaurios, y dando realmente la sensación de que estás manejando a uno. 

En definitiva y para ir cerrando ya esta entrada, estamos ante un título que pese a sus carencias y sus puntos más flojos, cuenta con una buena legión de fans (entre los que me incluyo), y pese a los años, lleva muy bien el paso del tiempo en todos los aspectos. Es una pena que para jugar con los dinosaurios más interesantes del juego tengamos que lidiar previamente con los niveles del cazador, pero una vez superado el escollo, el juego resulta muy divertido haciendo que el esfuerzo haya valido la pena.

Como ya dije, la experiencia que os he narrado en este post se basa en la versión de Saturn, pero si tras leer estas líneas a alguno de vosotros os ha picado la curiosidad, lo tenéis también disponible en PSX en caso de que queráis probarlo. Quizá no sea el mejor título del catálogo de ninguna de las dos consolas, pero solo que por manejar a un Velociraptor, a un T-Rex, y por su increíble banda sonora, creo que merece la pena echarle un vistazo aunque solo sea por curiosidad. Y en caso de que lo probéis, si odiáis la parte del cazador tanto como yo, hacédmelo saber que montaremos un club de fans

Has sido visitado por el Brontosaurio de la Fortuna, dale un laik para que la suerte te sonría

¡Me despido hasta la próxima deseando que os haya gustado el post y esperando como siempre vuestros comentarios!

 

8 comentarios:

  1. Este es uno de esos juegos que probé mucho tiempo después de su momento y que, por tanto, no despertaron en mí mucho interés. Me gustó mucho "Jurassic Park" y su mundo, y de hecho disfruté bastante con el juego de Mega Drive y, sobre todo, con "Trespasser" en PC, pero desde la tercera película ya no la he seguido...

    Pero bueno, volviendo al juego, no estaba mal aunque nunca llegué a pasar de usar al primer dinosaurio, por lo que todo el resto me lo perdí. Ahora, tras haber leído tu análisis, creo sinceramente que tampoco tengo que lamentarme mucho por ello.

    Gran artículo como siempre, Suso. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas Emilio!

      Me llama la atención que la mayoría de gente con la que hablo sobre el juego me dice siempre lo mismo, que nunca pasaron de la parte del Compsognathus. Cierto es que era la más larga y tenía niveles bastante exigentes, pero como digo en el post, superado ese escollo y especialmente el del cazador, el juego resultaba muy divertido.

      No seré yo quien trate de convencerte que lo vuelvas a probar, pero si un día te animas, te aseguro que los niveles del velociraptor y el T-Rex (sobretodo los del primero) valen mucho la pena.

      Realmente, el problema que yo le veo es que tenías que chuparte 16 niveles antes de llegar a lo realmente bueno del juego. Porque si bien los niveles del compi eran variados y no estaban nada mal, los del cazador era un auténtico dolor.

      Me alegro que te haya gustado el post :D Muchas gracias por pasarte y hasta la próxima :D

      Eliminar
  2. Tras leer tu análisis, solo puedo decir, que me costaría ponerme con el titulo, porque más allá de la licencia y el momento en el que salió, no tiene para mi, mucho más de interés

    Es una lastima porque en primera instancia lo vi mejor, supongo que probaré la versión de Mega Drive a ver, y si tengo la posibilidad le de un tiento a este, pero ya te digo, no me llama mucho.

    Igualmente gran análisis Suso, un saludo ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas Spi,

      El juego a día de hoy con Jurassic Park algo más pasado de moda, es normal que llame poco la atención. En su momento, estando en plena fiebre jurásica, la verdad que tenían su público.

      En cuanto al juego, más allá de ser un juego de acción y plataformas bastante correcto, tenía como gran atractivo el poder manejar al T-Rex, cosa que hasta el momento no habíamos podido hacer en ningún juego bajo esta licencia.

      Debo reconocer que, sin tener nada que ver el uno con el otro, a mí me gustó más este que el de Mega Drive. El control del Jurassic Park de Mega Drive siempre me resultó algo tosco, siendo más de mi agrado la versión que salió para Game Gear / Master System.

      Ya contarás tu experiencia si algún día te animas a probarlo, aunque realmente la gracia es superar los 16 primeros niveles puesto que es a partir de ahí cuando viene lo bueno.

      Como siempre, muchas gracias por pasarte y dejar un comentario :D Un saludo ^_^

      Eliminar
  3. Me ha gustado lo del "chihuahua de los dinosaurios", una definición brillante.
    Sobre el juego, poco más puedo añadir.
    También lo disfruté en su momento, aunque me gustó mucho más la adaptación para Game Gear, que lamentablemente por aquí ni olimos.
    En cualquier caso, lo único que tengo claro es que me siento identificado con la hija del doctor Ian Malcolm: la gente que no tiene un(a consola) SEGA, es una troglodita.
    (https://twitter.com/OldSchoolGen/status/1407269155896692739).
    Bromas aparte, las máquinas de SEGA son ideales para disfrutar de esta gran saga.
    ¡Un saludo!.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajjaa, muchás gracias José, me alegro que te haya gustado la definición xD

      ¡No sabía que hubo una adaptación para Game Gear! Conocí y tengo la de Jurassic Park, pero de Lost World lo desconocía por completo. Me informaré para ver qué me he perdido.

      Ese momento de "papá ni siquiera tiene un Sega" quedará para siempre en el recuerdo de los jugones de la época XD

      Muchas gracias por pasarte y dejar un comentario. Siempre es un placer verte por aquí :D

      Eliminar
  4. Holaa Soy honorat79...Fue un juego que me entretuvo bastante. A pesar de sus fallos, es un juego que valió la pena probar, buen post, un saludo 😀

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas honorat79! Bienvenido a este mi humilde rincón.

      Me alegro que te haya gustado el post. La verdad que no se trata de ningún título que vaya a pasar a la historia, pero sin duda nos dio muy buenos ratos a los que lo jugamos pese a que tenía ciertos fallos que podían llegar a ser algo molestos.

      Muchas gracias por pasarte y dejar un comentario, un placer verte por aquí :D

      Eliminar