martes, 28 de septiembre de 2021

GB Boy Colour: nostalgia con salsa agridulce

Seguramente muchos de vosotros ya la conozcáis. Otros despistados como es el caso de un servidor, no tenía ni idea de la existencia del cacharro que hoy nos ocupa: la GB Boy Colour. Una suerte de clon, totalmente compatible con nuestros cartuchos de Game Boy y Game Boy Color (tanto repro como originales), cuya principal característica es la de ofrecernos una pantalla totalmente retroiluminada, a un precio muy ajustado. Pero ¿vale realmente la pena? Vamos a descubrirlo.

Antes de empezar, aclarar que estamos ante un producto chino sin ningún tipo de licencia. Tampoco se trata de una Game Boy Color Original con el mod de la pantalla retroiluminada. Estamos ante una máquina prácticamente idéntica a la Game Boy Color de Nintendo, a la que se ha bautizado como GB Boy Colour, pero con varias diferencias que os detallaré más adelante. Primero veamos la caja que no tiene desperdicio. La consola viene protegida por una caja de cartón con un diseño claramente chinesco. Si te la llevas a tu todo a euro de confianza, descubrirás rapidamente que su diseño no desentona en absoluto con el resto de productos de la estantería. En la parte frontal tenemos el nombre de la consola, una imagen de la misma, y una pegatina amarilla que da a entender que en la memoria del dispositivo hay 66 juegos.

Os dejo también una foto de la parte posterior porque la traducción al inglés no tiene desperdicio. A destacar que soporta juegos multipersona, y que su nueva pantalla con luz frontal (mentira, es luz trasera) es "mucho más mejor".

Dicho esto, veamos las diferencias con una GBC original. Lamentablemente, como yo nunca tuve una Game Boy Color, no puedo ofreceros una comparación directa, pero bueno, si tenéis una a mano, supongo que podéis ir comparando con las fotos que ilustran la entrada.

La primera y más evidente es su pantalla. Aquellos que en su día tuvisteis (y digo tuvisteis porque yo nunca la tuve) una Game Boy Color original, recordaréis como os contracturasteis buscando la mejor postura para ver algo en aquella pantalla. Y es que si bien es cierto que las Game Boy monocromas se veían bastante bien con una fuente de luz directa, recuerdo la experiencia con Game Boy Color bastante más traumática. Con los años salieron varios mods, tanto para iluminar la pantalla original, como para cambiar por completo la pantalla por una retroiluminada. A día de hoy, comprar una Game Boy Color ya modeada sale por unos 100 euros (precio visto en Ebay), también tienes la opción de hacer tú el mod (no he echado cuentas pero diría que si tienes que comprar la Game Boy y la pantalla, supongo que la cosa rondará el mismo precio teniendo que hacer tu el trabajo). Si ninguna de las opciones anteriores te convence, o eres un tieso como yo, puedes optar por la GB Boy Colour que cuesta entre 25 y 30 euros en tu chino de confianza (es decir, Aliexpress).

Estamos ante una pantalla retroiluminada, con un buen nivel de brillo (que no podemos ajustar) y que muestra los juegos de Game Boy Color en todo su esplendor. PERO -y esto es importante que lo tengáis en cuenta- el formato de la pantalla es ligeramente diferente al de la Game Boy Color original, por lo que os ensanchará ligeramente la imagen. No os asustéis, no la ensancha como lo haría una Game Boy Advance, pero para los más puristas, tened en cuenta que el aspect ratio es ligeramente diferente. Sinceramente, si no estás con una Game Boy Color al lado o pensándolo continuamente, es algo que pasa desapercibido. Lamentablemente, lo que no pasa tan desapercibido, es el screen tearing que me estoy encontrando en algunos juegos y que ocurre normalmente en transiciones de una pantalla a otra, o cuando el juego se mueve muy deprisa. No pasa siempre, solo en ocasiones, y no interrumpe el ritmo de juego (y sino que se lo digan al porrón de horas que le he metido a Castlevania II) pero es molesto saber que está ahí. Esto no sé si será un fallo de mi unidad, o de la versión de la pantalla (hasta donde he podido investigar, hay tres diferentes). Sea como sea, no se da en todos los juegos, y en algunos es prácticamente nulo. Aunque toca un poco la moral. Pero por el precio... tampoco podemos pedir mucho más. 

La siguiente diferencia que podemos encontrar a simple vista, son la cruceta y los botones de Start y Select. Vamos a empezar por estos últimos ya que la cruceta es harina de otro costal. Los botones Star y Select, a diferencia de los botones de goma de la consola original, son en este caso de plástico duro. El mismo plástico que los botones A y B sobre los que no tengo nada que decir. Donde viene la chicha es en la cruceta, y es que hacía años que no tenía el placer de envenenarme los pulgares con algo tan infecto y ponzoñoso como la cruceta de este aparato. Ojo, la respuesta no es mala, pero al tacto es pésima, y si bien no nos dará problemas en juegos de scroll lateral, no pretendáis hacer diagonales con ella. Por suerte, estamos ante un problema menor, ya que por unos pocos céntimos y unas pocas ganas, podemos comprar una cruceta como la de la Game Boy Color original cambiarla para una mejor experiencia de juego. Algo que sin duda terminaré haciendo. 

En la parte frontal del aparato, más allá del cambio de logo debajo de la pantalla, no encontraremos mucha más diferencia. Pero aún quedan cosas que la distinguen de la Game Boy Color original. Y es que si encendemos la consola sin introducir cartucho alguno, nos encontraremos con el típico menú de los cartuchos multijuego, y una selección de títulos de Game Boy clásica entre los que encontramos algunos bastante potables como Contra o Duck Tales

Salvando las diferencias anteriormente mencionadas, nos encontramos con un producto que recuerda bastante a la sensación de jugar en el sistema original, con el punto a favor de tener una pantalla retroiluminada. Como ya he dicho al principio de la entrada, todos nuestro juegos de Game Boy original y Game Boy Color funcionarán sin problema.

En cuanto a conectividad, contamos con una entrada para jack de 3.5, una para un alimentador de corriente, y el puerto para el cable link, que por lo visto sí funciona, pero perdemos de la original el puerto de infrarojos, que en este caso está de adorno. La consola, al igual que la original, se alimenta de dos pilas doble AA, pero a diferenia de la máquina de Nintendo, cuando quede poca carga, se empezará a resetear en vez de apagarse directamente. Es importante tener esto en cuenta para que no nos volvamos locos pensando que se ha estropeado. 

En lo que respecta al sonido, tenemos un único altavoz como teníamos en el sistema original, que se regula con la ruleta de lateral izquierdo. Suena de manera correcta y por el momento no me ha dado problemas. 

Entonces ¿vale la pena gastar nuestros doblones de oro en un clon de la Game Boy Color? Eso ya, depende de cada uno. Lo primero es tener en cuenta todas las pegas que he ido comentando a lo largo de esta reseña. Si no nos importa que el aspecto de la pantalla no sea identico al original y tenemos en cuenta que es altamente recomendable hacer un cambio de cruceta, podemos decir que estamos ante un producto que, por su precio, vale bastante la pena si queremo seguir disfrutando de nuestro cartuchos de Game Boy Color y Game Boy . Algunos seguramente os preguntaréis qué sentido tiene comprar esta consola, teniendo sistemas portátiles que emulan Game Boy sin problema, o teniendo una Game Boy Advance SP. Pues bien, al menos en mi caso particular, Game Boy es un sistema que no me gusta emular, la mayoría de emuladores muestran marcos o franjas para respetar el aspecto original, y en caso de que queramos quitarlos, se deforma la imagen. Lo mismo pasa en GBA, si queremos jugar a pantalla completa, se deforma la imagen, y en caso contrario, nos encontramos con unas bandas negras a los lados que a mi personalmente no me gustan en absoluto. Además a no ser que contemos con una GBA SP modelo ASG 101, a nivel visual, esta GB Boy Colour es bastante mejor que el modelo ASG 110 con el que contamos la mayoría de mortales. 

La decisión queda en vuestras manos, no puedo recomendarla rotundamente debido a los defectos que he descrito, pero tampoco puedo dejar de recomendarla si eres consciente de sus carencias. Le pasa un poco como a la salsa agridulce, que ni es agria, ni es dulce. Desde luego por el precio que tiene y si la queréis únicamente para rememorar viejos tiempos de manera esporádica, es una buena opción, y además bastante económica. Si a día de hoy seguís dándole caña de la buena a los juegos de Game Boy, quizá os sale más a cuenta ahorraros la inversión y meter más dinero en comprar una Game Boy Color original con el mod de pantalla. Eso ya, os lo dejo a vosotros. Si por el contrario contáis con un presupuesto más ajustado no deja de ser una opción a tener en cuenta para darle vidilla a vuestros cartuchos de Game Boy.

10 comentarios:

  1. Juer, por fin no me tiro meses para leer tu última entrada XD. Casualmente hace pocos días que he estado revisando mis portátiles viejunas de Nintendo (batería, juegos, funcionamiento en general...). Me hice con ellas hace unos 4 o 5 años y si te digo lo que me costaron todas juntas no te lo crees... pero por ponerte un ejemplo: Mi Game Boy Color original me costó 3 euros comiéndole la oreja a un moro en un mercadillo, y una de las Advance, que no recuerdo cuál, 2 euros. Tuve la suerte de que no controlaban mucho lo que estaban vendiendo (de dónde sacan estas cosas da para una entrada) y yo sí sabía lo que vendían pero mareándolos a mi favor. ¿Los juegos? Otro tanto. Las únicas de la época que no tengo son las 3DS y la versión transparente oficial que se parece muchísimo a esta china que, dicho sea de paso, está de coña. Lo único poco fiable son los materiales y la circuitería, que habría que desmontarla para ver si eso te va a aguantar más de un año. Pasa como con los cartuchos chinos de juegos (en Aliexpress sin ir más lejos), que si te pones a leer en los comentarios la cantidad de gente que les llega sin funcionar o que cascan a los pocos meses... no acabas.

    Gran análisis y lo dicho, a mí me gusta. Son 25 euros de nada que si te sale bien te da una máquina bastante interesante incluso con su gran cantidad de defectos.

    Abrazos miles.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te has puesto al día rápido XD

      Me creo lo que me cuentas porque no hace muchos años te ibas a un Cash Converters y las tenían ahí tiradas en una cesta a cinco euros la unidad. Lo de los mercadillos puede ser una mina si pasas regularmente. Yo en el rastro de Madrid hace unos años saqué unos cuantos juegos de Mega Drive por cuatro duros a un tipo que los vendía por allí.

      En cuanto a la fiabilidad del cacharro en sí, no te sé decir aún, yo la tengo desde enero y hasta el momento ningún problema. La verdad que lo que se ve desde fuera a nivel de soldadura, parece bien rematado. El tiempo dirá. También te digo que siendo una electrónica tan sencilla, no creo que pueda dar muchos fallas más allá de malas soldaduras, ni que sea muy difícil de reparar en caso de fallo.

      En los defectos he hecho mucho hincapié para que nadie se lleve a engaño, realmente por los 25 euros que cuesta la consola está más que bien. Pero has de ser consciente de que tiene pegas, ni siquiera los chinos dan duros a cuatro pesetas xD

      Un abrazo y como siempre, muchas gracias por tu visita :D

      Eliminar
  2. Buena reseña. Ya la había visto por ahí, pero esos fallitos que indicas me echan bastante para atrás. Soy un jugador desde los 80, pero no soy para nada un policía del retro, por lo que tiraría de emulación para los juegos de GB. Tengo de camino una GBASP, que para mí eso ya es mucho ;)

    PD: En Navidad probablemente caerá una GBC original. :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias! Los fallos he querido resaltarlos precisamente para que nadie se lleve a engaño. Cuando me estuve informando para comprarla en muchos vídeos la ponían como la Game Boy definitiva sin mencionar sus defectos, que aunque no empañan el resultado final, están ahí y pienso que deben saberse.

      Yo tampoco soy ningún purista, pero los marcos o las imágenes exageradamente ensanchadas como hace la GBA SP, me ponen nervioso XD son manías mías, nada más. Al fin y al cabo esta también ensancha un poco la imagen, pero es imperceptible si no tienes una GB original para comparar. Además, como comento, a no ser que tengas una GBA SP ASG 101 que es las que tiene la pantalla retroiluminada, esta GB Boy le pega un buen repaso a la SP normal con el front light.

      Yo me planteé pillar una GBC echa polvo para hacerle el cambio de pantalla, pero vistos los precios, al final me decanté por esta opción.

      Muchas gracias por pasarte y dejar un comentario, un saludo compañero :D

      Eliminar
  3. Ja saps que a mi les coses no oficials me la mantenen flàccida, però m'agrada llegir-ne ressenyes, i la teva està molt bé. Per ara, però, em mantindré amb la meva Game Boy Color sense modificar, que em va costar 14 euros en un Cash Converters i per a la qual tinc francament poquíssims jocs (els de la Game Boy els poso a la Game Boy, digue'm reaccionari), però sí que costa veure què hi està passant. Ara bé, res que no coneguem els usuaris de la Game Gear, eh? ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja saps que sóc un curiós d'Aliexpress, això no podia faltar a la meva col·lecció xD

      Jo també sóc reaccionari, aquesta consola la vaig pillar bàsicamente per jocs de GBC, el cartutxos de GB encara els jugo a la meva Game Boy Pocket. Lo bó es que a diferència de la DMG, la pantalla es veu lleugerament millor i sense tant ghosting.

      Però vaja, que estem curtits en mil batalles, com a usuaris de sistemes portàtils antics, hi estem acostumats XD

      Moltes gràcies per passar Toni! Una abraçada!

      Eliminar
  4. Si no tienes GB o GBA y tienes poca pasta sería buena opción, si no fuera porque por ese precio te puedes hacer con una misma FC3000 que emula muchísimo más y con mejores acabados o directamente con una SP, vamos las dos que tengo yo, rondaron ese precio. Así que como curiosidad no esta mal, pero lo dicho considero que hay opciones mejores, incluso en la propia Aliexpress.

    Eso sí, al menos me quitas el gusanillo de saber como es, porque mil veces la he visto en el Amazon chino y siempre me dio curiosidad xDDD

    Un saludo ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hombre, precisamente si no tienes una GB o una GBA, creo que te renta más pillar una consola como la FC3000 que comentas antes que esto. Esta consola está bien para los que conserven cartuchos originales y quieran darles uso o busquen una experiencia más cercana a la original. Si no los tienes, a no ser que quieras empezar a coleccionar Game Boy, tampoco le veo mucho sentido teniendo en cuenta el precio de muchos cartuchos.

      A nivel de acabados no está nada mal, el único fallo destacable es la cruceta y más por tacto que por acabado. En general la consola es sólida y está bien rematada. La pantalla sería de 10 de no ser por el ligero screen tearing presente en algunos juegos. Por lo demás, y aunque he recalcado sus defectos para que nadie se lleve a engaño, está muy bien por el precio que tiene.

      En cuanto a la SP, depende. Si tienes una ASG 101 vale, pero si tienes la ASG 110, esta GB Boy le pega alguna que otra vuelta a nivel de brillo y colores. Y precisamente las ASG 101, baratas no son, llevo años buscando una y no bajan de 45 euros. Por eso te digo, según lo que busques, es una opción a tener en cuenta.

      Me alegro que te haya gustado. Un saludo Spi, y muchas gracias por pasar!

      Eliminar
  5. Correcto, debido a los fallos, no tuvo mas éxito, y eso que jugar en color siempre es muy atractivo. Yo tengo la Game Boy: Pocket que sigue siendo una joya. Buen post, un saludo colega 😀😉

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también tengo una Game Boy Pocket que sigo utilizando para los juegos de Game Boy clásica, esta la compré por la luz de la pantalla y para jugar a algunos de GBC.

      Muchas gracias por pasarte compi! Un saludo :D

      Eliminar