martes, 14 de septiembre de 2021

Tomb Raider II (PC/PSX)

Antes de abandonar el blog, en una de las últimas entradas que redacté (que por cierto tuvo muy buena acogida) hablé del primer e inigualable Tomb Raider. Mi idea en aquél momento era hacer un repaso de todos los Tomb Raider clásicos empezando por el primero, terminando en el Chronicles, y haciendo un pequeño extra hablando de los más modernos. La cuestión es que la cosa se torció y aquello quedó en el tintero para siempre. Por suerte, como nunca es tarde si la dicha es buena, he decidido recuperar aquella idea que se me ocurrió siete años atrás y traeros hoy la segunda entrega de aquel repaso a la saga, hablando del magnífico - aunque no al nivel del primero para mi gusto - Tomb Raider II.

Previo a meternos en harina, me gustaría aclarar que hace bastantes años que jugué a Tomb Raider II, por lo que pido disculpas por cualquier imprecisión que pueda haber a lo largo del presente texto. Dicho esto, empecemos.

 
Tomb Raider II, como ya sabréis, es la secuela del primer Tomb Raider aparecido en Saturn, PSX y PC en el año 96. Desarrollado por Core Design y distribuido por Eidos Interactive, Tomb Raider II se lanzó en PC y PSX en el año 97. Como dato curioso, originalmente, el juego iba a ser lanzado también en Saturn. Lamentablemente, la versión de Saturn fue cancelada debido, supongo, a que la consola estaba ya en horas bajas.

En esta nueva entrega, volvíamos a ponernos en el pellejo de la archiconocida Lara Croft que tantas pasiones despertó con la primera entrega, para buscar una reliquia antigua conocida como la Daga de Xian. Como podéis ver, el pretexto de la aventrua es bastante similar al de la entrega anterior donde nuestra misión consistía en recuperar una artefacto atlante conocido como Scion. A lo largo de nuestra aventura, recorreríamos localizaciones como China, pasando la icónica Venecia por la que el juego es tan recordado, hasta llegar al mismísimo Tibet.

Nivel icónico donde los haya
Del apartado gráfico de Tomb Raider II debemos destacar el salto cualitativo tan interesante que hubo con respecto a la anterior entrega. Lejos quedaban aquellos pechos triangulares y aquel culo cuadradote. Lara era en esta ocasión más esbelta, su modelado era bastante mejor, y por primera pudimos verla con su icónica trenza que, por si no lo sabías, se eliminó de la primera entrega por cuestiones técnicas. Pero no todas las mejoras gráficas terminaban en Lara. Los escenarios de esta segunda entrega resultaban más amplios, y además se incorporaban efectos muy interesantes como la iluminación generada por las bengalas o los cristales de las ventanas al romperse. Lo cierto es, y nadie lo negará, que cada nueva entrega fue una avance a nivel técnico con respecto a la anterior. Quizá esta mejora fue más tímida en entregas posteriores, pero hay que reconocer que la gente de Core hizo un gran trabajo a nivel técnico con este segundo Tomb Raider.

En cuanto a su apartado sonoro, no se puede decir que tengamos novedades destacables. La música suena únicamente en momentos puntuales como ya lo hacía en la primera entrega, y los efectos de sonido son en su mayoría heredados del anterior. Lara por aquel entonces, seguía hablándonos en inglés.

Por lo que respecta a la jugabilidad, estamos ante un título muy continuista a nivel de mecánicas, pero con la diferencia de que en esta ocasión la acción estaba muchísimo más presente que en su predecesor. Los cambios a nivel de control fueron nulos, a Lara se la manejaba de manera idéntica a como se hacía en la primera entrega. Sé que hay mucha gente que nunca fue capaz de superar un Tomb Raider por sus controles, pero a mí nunca me parecieron tan malos. Era un juego exigente y que requería precisión milimétrica, pero creo que ahí radicaba su gracia. Como novedad eso sí, en esta segunda entrega se incorporaba un nuevo movimiento que le permitía a Lara escalar ciertas paredes, lo cual añadía complejidad a la hora de explorar los niveles. Por lo demás, la esencia del original en este aspecto quedó intacta y el juego se desarrollaba de manera muy parecida, con la diferencia de que en esta ocasión los niveles eran bastante más grandes resultando más sencillo perderse.

Otra novedad importante que aportó Tomb Raider II a la saga fue el uso de vehículos, incorporando una lancha a motor con la que movernos por los niveles de Venecia, y una moto de nieve en los últimos niveles en el Tibet. Además, sería también la primera entrega en incluir distintos atuendos para Lara, siendo posiblemente el más recordado, el traje de buceadora de la plataforma marina. 

Como ya he comentado una líneas atrás, Tomb Raider II tenía un componente de acción muchísimo más marcado que el anterior. Por tanto, tampoco se quedaba atrás a la hora de incorporar nuevos enemigos, la mayoría de ellos humanos con la capacidad de usar armas y las complicaciones para nuestra heroína que semejante capacidad implica. Enemigos había por doquier, además bastante cabrones y, como ya he comentado, armados. Cuando no te venía un gorila con un bate y un doberman, te venía un señor trajeado con una metralleta, y cuando pensabas que te habías librado, te aparecían los guerreros de Xian para hacerte la vida imposible. La cuestión era dificultarnos la exploración y convertir muchos momentos en auténticas ensaladas de tiros. Como hombre de acción que soy, no diré que esto fuera un hecho que me molestase, pero si que podía resultar un incordio en algunos momentos en los que lo que querías era centrarte en la exploración. Además los enemigos eran bastante duros y, sin llegar al nivel de dificultad de la tercera entrega, complicaban bastante nuestro avance. Tomb Raider II es un juego difícil, posiblemente uno de los más difíciles de la saga aunque - al menos en mi opinión - no el que más.

Para hacer frente a toda esa pandilla de matones en potencia, Lara contaría con sus características pistolas y un arsenal que, en esta ocasión, también se vería aumentado. Entre las clásicas pistolas, escopetas y uzis, encontraríamos además un potente lanzagranadas, un fusil de arpones para los terroríficos niveles de agua y un rifle M-16. Un arsenal realmente completo que reafirma el incremento de la acción. Además, y aunque no sea un arma propiamente dicha, otra novedad que se incluiría en esta entrega y sería habitual en las posteriores, era el uso de bengalas para iluminar aquellas estancias en las que la luz escasease. 

A nivel general Tomb Raider es un juego que me gustó y me sigue gustando mucho, además de suponer un salto de calidad bastante importante con respecto al anterior en muchos aspectos. Lamentablemente, hay una cosa que sólo conseguía el primer Tomb Raider, y que nunca se logró recuperar - me atrevería a decir que ni siquiera en el IV - en entregas posteriores: la sensación de soledad. Como ya dije en el post que publiqué hablando sobre él, el primer Tomb Raider - haciendo honor a su nombre - lograba trasmitirte una sensación increíble de estar visitando lugares inospitos, prohíbidos y abandonados durante años. Tenías realmente la sensación de ser una saqueadora de tumbas (tomb raider) adentrándose a lo desconocido. Quizá por la cantidad de enemigos, o por el estilo diferente de sus localizaciones (tengamos en cuenta que Venecia no dejaba de ser un esenario urbano), esto era algo que se perdía en esta segunda entrega. Lara era más una versión femenia de Rambo que de Lara Croft. Con todo y con eso, el juego era muy divertido y pese a que perdía esa sensación, seguía resultando una experiencia muy disfrutable con grandes momentos de exploración por escenarios más grandes y complejos.
 
La pena es que, a día de hoy, Tomb Raider II es un juego difícil de recomendar principalmente por sus controles. Para aquellos que, como yo, no tuvimos ningún problema en la época con el manejo de Lara, siguen siendo títulos muy divertidos de jugar. En cambio, si en su momento el control te pareció un infierno, debo decirte que esa sensación se verá agravada por el paso de los años.

Por último, no podía falta una de anécdotas personales. En el momento de su salida, yo no tenía una Play Station, por lo que probé el juego por primera vez en casa de un amigo. En aquel momento, y por ridículo que parezca, lo que más me impresionó fue la mansión de Lara. Yo venía del primer Tomb Raider , y ver aquella mansión con jardín y con el mayordomo persiguiéndote con la bandejita me pareció alucinante. Recuerdo que cuando volví a casa aquella tarde, lo primero que hice fue poner el primer Tomb Raider y patearme la mansión de cabo a rabo porque estaba convencido de que tenía que haber una manera de salir al jardín. Bendita inocencia.
También recuerdo haber ido más de una tarde al Centro Mail y preguntar si iba a salir Tomb Raider II para Sega Saturn. Obviamente la respuesta siempre fue que no, pero yo probaba por si algún día sonaba la flauta. Como podréis imaginar, en aquel momento la información que me llegaba era escasa.


Lo cierto es que tardé bastante años en tener mi propio Tomb Raider 2, nunca tuve Play Station y no fue hasta que tuve PS2 que pude disfrutar tranquilamente del título sin tener que ir mendigando por casa de mis amigos que, debido a su dificultad, nunca iban demasiado avanzados. Sea como sea, cuando por fin lo tuve, lo disfruté muchísimo y se convirtió en una de mis entregas preferidas.

Con poco más que decir, me despido por hoy. Si lo jugasteis y queréis dejar vuestra opinión, la sección de comentarios esta siempre abierta para que aportéis vuestro granito de arena.


Solo los auténticos fans de Lara recordarán como terminaba esto



8 comentarios:

  1. Gran entrada, Suso!

    Jo, com tu, no tenia la Play, tampoc la volia, i vaig gaudir del primer Tomb Raider en Saturn... però no el vaig arribar a acabar, perquè en arribar amb penes i treballs al que crec que era l'enemic final, la pila de memòria es va acabar. Mai he intentat repetir la gesta, però m'agradaria fer-ho.

    Per això tinc el Tomb Raider II de PlayStation intocat, comprat fa uns quants anys però intocat més enllà de comprovar que funcionava, i m'has fet venir ganes de fer els deures.

    Crec que m'ho passaré bé, tot i que estic massa ben acostumat als moderns, que et permeten morir mil vegades sense perdre progrés. No recordo si en aquests passava el mateix.

    Mítica escena de la dutxa, tot un fanservice amb sorpresa final...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gràcies Toni! :D

      Això que m'expliques mh'ha fet mal... perquè jo també ho vaig patir :_) res que no es solucioni amb el cartutx de memòria, però fa pupa, i mes si ja et quedaba poc per acabar. Entenc que no tinguesis forces per repetir-ho tot una altre vegada, era un joc molt exigent.

      Si et va agradar el primer, el segon segur que també ho fa, també et dic una cosa: paciència. Pel que comentes de les "males costums" que hem agafat amb els jocs moderns, la meva recomanació seria que el juguesis a PC que et permet guardar en qualsevol punt. No recordo com era el sistema de guardat a la versió de PlayStation, perquè l'ultim cop que el vaig jugar va ser a PC, però em temo que era molt similar al primer. Alguns punts en mig del nivell per guardar, i un punt de guardat al acabar. Vull dir que si mors (cosa fàcil en aquesta segona entrega) perds el progrés.

      Si finalment t'animes, ja m'explicaràs que t'ha semblat :) I obviament no podia faltar l'escena de la dutxa, molt molt mítica XD

      Una abraçada company, i moltes gràcies per passar :D

      Eliminar
  2. Muy buen juego sin duda, lo disfrute mucho. La primera entrega dejo el listón alto, pero la secuela supo mejorar la fórmula, buen post, un saludo colega 😀

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya que sí. Bajo mi punto de vista, uno de los mejores Tomb Raider junto a su predecesor. Muchas gracias por pasarte ¡me alegro que te haya gustado!

      Eliminar
  3. Nunca he jugado a ningún Tomb raider, y aunque tengo curiosidad el tema de los controles me echa bastante para atrás, la verdad, igualmente me ha gustado leer mucho la entrada, especialmente la parte del Suso pesado en el centro mail y el que analiza los atributos pixelados de Lara xDDD

    Por lo demás, antes intentaría darle al uno, al menos para ver que tal, ya que este es muy continuista, según comentas, y con save-states, porque tiene mala pinta el tema de la dificultad xDD

    En fin, si me animo, te cuento, un saludo Suso ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si tienes oportunidad, pruébalo y decide tú mismo sobre los controles. Mucha gente echó pestes en su momento, a mí nunca me parecieron malos. Si que es cierto que el juego en sí requiere precisión en los saltos, pero no sé, para mí esa era su gracia y ahí estaba el reto.

      Realmente puedes jugarlos en el orden que quieras, pero como cada entrega fue añadiendo movimientos, lo suyo es jugarlo en orden. Pero no te engañes, esta segunda parte no es tan continuista como piensas, tiene mucha más acción y los escenarios son muy diferentes a los del original. De todos modos el original es muy bueno y merece la pena darle una oportunidad. No te voy a culpar de los save states, yo la última vez que me lo pasé fue en PC que deja guardar en cualquier momento, en Saturn a día de hoy no sé si sería capaz de repetir la proeza xD bueno sí, a costa de muchas horas.

      Me alegro que te haya gustado la entrada, si algún día los pruebas, ya me contará :D un saludo y gracias por pasar!

      Eliminar
  4. Otro de mis favoritos y podría decir que el que más me impactó de toda la saga clásica que, qué cojones, la amo. Recuerdo que las mejoras gráficas y el nuevo modelado de Lara, especialmente, junto a las nuevas habitaciones de la mansión, me hicieron incluso soñar con todos aquellos lugares virtuales alrededor del mundo. Lara parecía entonces mucho más real. ¿Y el hecho de poder usar vehículos? Alucinante. Además, para mí al menos, aunque había subido el nivel de acción y no era un juego solitario como lo había sido el primero, todavía mantenía el hedor mágico y misterioso de quien se adentra por primera vez en un lugar oculto durante mucho tiempo o en apariencia nunca antes visitado por el hombre. El nivel basado en el barco hundido italiano, la Opera, las montañas nevadas con las rocas al estilo Indiana y el Yeti, y el templo Shaolin (de los más inmersivos, sobre todo porque de aquella yo fantaseaba mucho con irme a China y visitar algún templo de esos mucho antes de que la gente se animara a visitar culturas exóticas de ojos rasgados; donde si le disparabas a alguien sin querer convertías la apacible vida de los Krilines en una orgía de sangre y vísceras).

    El control al igual que a ti, no me parece malo. En concreto pienso que está hecho tal cual debería de ser para el tipo de juego que es. Con teclado o con mando. Da igual.

    Si te mola tanto este TR2 te recomiendo la expansión que salió para PC. The Golden Mask (poca gente sabe que existen expansiones de los tres primeros Tomb Raider. No es largo como el original pero es un buen extra. Creo que lo vas a disfrutar. Pero ya sabes, con calma y jugándolo en soledad.

    pd- Yo también intenté como un loco salir por el portalón de la casa, girando la cámara por si veía algún detalle más. XD. Y yo ya tenía mis 23 tacos; no por inocencia, sino porque lamentablemente hay algo que perdemos con los años y es la capacidad para imaginar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sabía yo que esta te iba a gustar XD Dio para soñar, para que engañarnos, gráficamente a mí me voló la cabeza por completo. El salto con respecto al primero fue bestial, y no en vano, pese a lo comentado, es mi segundo favorito.

      Concuerdo contigo en que aún había cierto aire de misterio de abandono y misterio en los parajes visitados. Buena muestra de ello es el barco que comentas. Ese nivel me sigue pareciendo tremendísimo a día de hoy ¡qué cojones! el juego en general me lo parece XD

      Del control yo no sé a qué tanta queja. No tiene nada de malo, y con teclado se juega de lujo, lo mismo que con mando.

      Creo que las expansiones las tengo en alguna edición digital que compré, tengo que mirarlo porque juraría tenerlas todas, el problema es que nunca me he puesto en serio. Pero por lo que sé son muy buenas.

      De nuevo, muchas gracias por pasarte, me alegra saber que compartimos la misma pasión por el juego!

      P.D. La imaginación (junto a la creatividad) no sé si la perdemos o nos la van robando poco a poco xD

      Eliminar