martes, 12 de octubre de 2021

El logro de jugar con el ego (II)

Hace unos años, prácticamente en los inicios de este humilde blog, dediqué una entrada a mi buen amigo Sikus de Game Museum en la que hablaba un poco sobre la fiebre de los Logros/Trofeos. Repasando la entrada, considero que en ocho años, mi opinión no ha cambiado demasiado con la mayoría de las cosas que decía, pero debo reconocer que mi manera de ver este tipo de "recompensas" ha variado ligeramente. Me explico a continuación.

Con los años, continuo pensando que logros tipos "pulsa el botón Start" o "muere X veces en el punto Y", son una soberana gilipollez. Del mismo modo que encuentro absurdo la mayoría de logros online de subir de nivel, o hacer tres millones de disparos a la cabeza. Sigo considerando que esa gente que se compra un juego única y exclusivamente por los logros, es digna de estudio y que a aquellos que pagan para que alguien les obtenga un logro o trofeo, se les debría retirar la licencia de jugador.

En cambio, debo reconocer que tras unos cuantos platinos, he empezado a ver los Logros/Trofeos (excepto todos los arriba mencionados) con otros ojos. Y para exponer este cambio de paradigma, os pondré (como hago siempre), un ejemplo personal.

El primer platino que conseguí fue el de God of War de PS4, y realmente si lo saqué no fue porque me hiciera más o menos ilusión tener un platino, sino porque quería alargar el juego tanto como fuera posible. Me estaba gustando tanto el juego, que no quería jugar a otra cosa, no sé cuántas horas le metí, pero imagino que rondaría las 100. Cuando estaba llegando a los últimos compases del juego, lo estaba pasando tan bien, que pensé que tenía que alargarlo de alguna manera, y se me ocurrió que como algo asequible, me podía dedicar a recorrer los escenarios buscando los cuarenta y tantos cuervos de Odín. Y así lo hice. Me llevó unas cuantas horas, pero disfruté como un enano al pararme a admirar localizaciones del juego en las que ni siquira hubiera reparado de no haber tenido que buscar cuarenta y pico putos cuervos transparentes. Después del currazo de los cuervos, pensé que era una pena no seguir completando, y decidí que intentaría sacarle el platino al juego. Así que seguí jugando hasta obtenerlo y cuando lo hice, más allá de la satisfacción del trofeo en sí, me di cuenta de algo, y es que de no haber tenido un "listado" (por llamarlo de alguna manera) de cosas adicionales que hacer una vez terminada la historia, me hubiera perdido una parte enorme y muy interesante del juego.

Fue una búsqueda concienzuda, pero valió la pena.
¿Adónde quiero llegar con lo que os acabo de explicar? Pues que desde ese día veo algunos trofeos, no como una manera de ver quién la tiene más grande, sino como una manera de exprimir los juegos al máximo. Me explico. Todos conocemos el clásico logro/trofeo de encontrar todos los documentos de un juego. ¿Qué mérito tiene encontrar los documentos más allá de buscar? realmente ninguno, la mayoría de veces no requiere que seas especialmente habilidoso, pero en cambio, te aporta información extra que alguien puso allí por algún motivo para que tu la leyeras y que normalmente, al final del juego te sirve para entender mejor la propia historia o su universo. Aquí podría poner de ejemplo un título que tuve el placer de disfrutar hace escasos meses: HellBlade Senua's Sacrifice. En Hellblade hay un total de 44 Lorestones repartidas por el juego. Más allá de proporcionarnos un trofeo, estas Lorestones contienen información muy valiosa, y resulta muy recomendable encontrarlas todas no solo para para entender bien la historia, sino para desbloquear un final diferente.
 
Si vais a jugar, realmente vale la pena buscarlas todas
Otro ejemplo podría ser Resident Evil 3 Remake. Si no me hubiera dado por sacarle el platino, me hubiera perdido 20 horas de juego y muchas cosas que de otra manera no hubiera probado, como por ejemplo sacar un Rango S en modo Infierno. Experiencia muy gratificantes más allá del propio trofeo, que de otra manera no me hubiera ni planteado.

Gracias a ciertos trofeos he descubierto nuevas maneras de jugar. Volviendo a Resident Evil 3, jamás se me hubiera ocurrido intentar terminar el juego sin usar baúles o sin curarme. ¿Vaya chorrada no? ¡Pues realmente no! El resultado de enfrentarme a un reto así, por descabellado que parezca, me ofreció una nueva manera de jugar y ver el juego desde una óptica distinta, obligándome a sacar lo mejor de mí.
 
Algunos pensaréis que esto ya se podía hacer antes. Obviamente que sí, pero al menos en mi caso personal, el tener una "lista concreta y ordenada" de cosas que puedo hacer para exprimir más un título, me ha llevado a explotar cada juego al máximo y darme cuenta de que me estaba perdiendo gran parte de la experiencia. Un ejemplo muy claro de esto es el anteriormente citado Hellblade Senua's Sacrifice. Como ya he comentado, el único logro que no salta con el desarrollo de la historia, es el de encontrar los 44 Lorestones, y precisamente saltarse esos Lorestones en este juego en concreto, es perderse gran parte de la experiencia y muy posiblemente, llegar al final con bastantes interrogantes.

Entonces ¿en qué quedamos? ¿Me parece mejor que hace unos años este sistema de recompensas que tan de moda se puso con Xbox 360? Pues como ya he argumentado anteriormente, siempre y cuando sirva para sacarle todo el jugo a un título, me temo que la respuesta es claramente sí. Pienso que es una manera más de divertirse, de sacarle a un título todo su jugo y obligarte en muchas ocasiones a ser mejor jugador. Esto lo puedo ejemplificar muy claramente con uno de los últimos platinos que saqué, el de Resident Evil Village. El que lo haya platinado, bien sabrá que uno de los trofeos más exigentes es el de superar el modo Mercenarios con al menos un Rango S en todos los niveles. Como ya he dicho en alguna ocasión, le dediqué más de 25 horas a ese único trofeo ¿me divertí? ¡me lo pasé en grande! y reconozco que en más de una ocasión sufrí lo que no está escrito, pero la satisfacción de conseguirlo junto al reto que me supuso y los buenos ratos que pasé, no me lo quita nadie. Pero aún hay más, gracias a la horas de práctica, depuré muchísimo mi manera de jugar, y cuando dejé el juego para ponerme con el siguiente, lo hice con la sensación de que realmente lo dominaba. Y esa, para mí a día de hoy, es una de las mejores sensaciones que obtengo de esta afición.

Por otro lado, los logros/trofeos, no dejan de ser una forma refinada, una evolución por llamarlo de algún modo, de aquellas tablas clasificatorias que veíamos hace unos años en los títulos arcade. Era un reto, un pique entre jugadores, que aspiraban a que su nombre apareciese en lo más alto de la lista. Y creo que no hay nada de malo en querer superarse ni tratar de batir una marca establecida. Al fin y al cabo, ese espíritu de competición ha ido siempre ligado al mundo de los videojuegos, y mientras no se utilice para ningunear al prójimo, no veo problema alguno en sentirse orgulloso de ello. 

El espíritu de superación es algo que ha existido siempre en los videojuegos
¿Que me consumen mucho tiempo? Probablemente, y seguramente si invirtiese ese tiempo en jugarme otros títulos, a final de año hubiera jugado a infinidad de cosas más. Pero he llegado un punto en el que para mí, menos es más, y si bien tuve una época de pasar por los juegos como las maletas por los aeropuertos, yendo a pijo sacado para terminar rápido y empezar el siguiente, terminé por saturarme. He tardado años en descubrirlo, pero exprimiendo cada juego al máximo, es como más disfruto de él, y al final aquí no estoy para ir con prisas, sino para disfrutar y recrearme.

Por tanto, mientras un juego nos guste y el proceso de desbloqueo, no lo veamos como una obligación, sino como un añadido interesante con el que seguir disfrutando nuestros títulos, bienvenidos sean los logros y los trofeos. 


10 comentarios:

  1. Los logros/trofeos no son un mal añadido. Al contrario, bien implementados le dan más vida al juego gracias a los retos adicionales que se propone en ellos. Especialmente también a mí me gusta el tema de los coleccionables, tanto si solo son un extra como si aportan a la historia (esto último, obviamente, es mucho mejor)...

    Pero claro, todo tiene un límite y si alguno de estos logros/trofeos es demasiado complicado o difícil para mí, sí, puedo intentarlo pero desde luego no me obsesiono con ello porque, por encima de todo, yo quiero disfrutar jugando. Y disfrutar implica no sufrir en exceso.

    Lo malo que le veo yo a esto de los logros/trofeos es lo fácil que lo ponen para que la gente se "pique" e intente tener más que nadie, presumiendo de ello en las redes sociales, por supuesto. Tal vez si esa información no fuera visible en un perfil de jugador, si quedase dentro de los propios juegos, habría menos postureo al respecto...

    Como siempre, muy buen artículo Suso. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tampoco me obsesiono con ellos, si son excesivamente difíciles o pese a intentarlo, los doy por imposibles, directamente lo dejo y paso a otra cosa sin mayor problema. Aunque sí que es cierto que me gusta encontrarme con recompensas de este tipo que me obliguen a esforzarme un poquito.

      Realmente, a principio de la generación pasada cuando surgieron, no era tan habitual compartirlos por redes sociales, principalmente porque la consola no te daba esa opción. Con todo y con eso, la gente fardaba de ellos en foros o redes sacando una foto directamente a la pantalla. A mí no me importa que la gente presuma de ello, siempre y cuando no lo haga con la intención de humillar a nadie ni de creerse superior. No creo que presumir o querer compartir con los demás algo que te ha costado un esfuerzo sea malo, siempre y cuando no se den las condiciones anteriores.

      Coincido eso sí, en que en muchas ocasiones, el uso que se hace de ellos no es correcto y mucha gente lo hace por el puro postureo.

      Como siempre, muchas gracias por pasarte y comentar, Emilio. Me alegro que te haya gustado :D

      Eliminar
  2. Suso 2013 vs Suso 2021, Fight! xDDD

    Nah ya en serio, la verdad es que leyendo ambos artículos, se nota que tu perspectiva acerca del tema ha cambiado radicalmente, pese a que haya algún que otro punto en común, y eso es lo que me parece más interesante del articulo en sí. Porqué realmente mi opinión acerca de los logros/trofeos ya la sabes, a fin de cuentas, estuvimos una mañana entera debatiendo por Twitter. Sí es verdad que algún día me gustaría ponerme como tu y de verdad exprimir algunos juegos a tal nivel, sin embargo muchas ganas tengo que tener y mucho tiene que interesarme la obra, si no, complicado, pero bueno, al tener diferentes circunstancias, nuestra forma de afrontar el videojuego es diferente, que en sí, tampoco es malo, pero bueno, supongo que algún día caerá la breva...

    Por lo demás excelente reflexión como siempre. Un saludo ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Solo que por experiencia, el Suso actual siempre gana al Suso del pasado xD

      No podemos añadir mucho más a lo ya comentado por Tuiter. De todos modos, si te atrae la idea, pruébalo un día. Ya te digo que yo jugaba muy parecido a ti, y terminé saturado. Es más, estuve bastantes años alejado del mundillo precisamente por la saturación que llevaba, y pensaba como tú, ojalá poder dedicar horas a exprimir las cosas. Con los años cuando volví, ese fue el camino que seguí, y de momento me encuentro muy cómodo con él.

      Me alegro que te haya gustado la reflexión. Un saludo compi :D

      Eliminar
  3. Cof, cof... Uno, dos, uno, dos, oh, sí, sí, no, no, sí...

    A mí me pasa como a ti, que con el tiempo he ido aceptando mucho más la subnormalidad de los logros. Y digo subnormalidad (o soplapollez, todo depende de lo que a cada cual le guste tener en la boca) porque el 99% de los logros te los dan tan sólo con iniciarte con el juego y la mayoría están hechos para que los acomplejados sin expectativas de vez en cuando esbocen una sonrisa. Ahora bien, bien hechos y que realmente suponen un reto por su búsqueda o complejidad, pues molan. No podemos decir lo mismo de los logros tipo "miraste hacia arriba y te la tragaste hasta la campanilla", porque son sólo recursos para hacer horas pero con cero interés. Yo ahora los disfruto mucho más que antes (con la edad me he vuelto más sabio para unas cosas y muy blando para otras) pero también te digo que un gran porcentaje salen sin pensarlo. Pero resumiendo, que tengo algún que otro juego al que le he dedicado más tiempo y que he disfrutado buscando las cosas, una excusa perfecta para volver a echarle mano. Ejemplos: los muñecos de la demo del remake de RE3 y State of Decay. En el caso del primero lo gocé bastante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Justo eso lo hablaba hace unos meses con un amigo mío que es, por decirlo de alguna manera "un blandengue". Según él, los trofeos deberían salir naturalmente con el juego y sin requerir demasiado esfuerzo, alegando que los menos habilidosos también tenían derecho a "recompensa". Lo que yo te diga, un blando con mal perder al que le gusta que le regalen las cosas xD

      Al igual que a ti, me gusta que supongan un reto o me obliguen a descubrir otras maneras de jugar. Por ejemplo, los coleccionables que mencionas, yo antes pasaba de ellos lo más grande, y ahora me he dado cuenta de que hay muchas ubicaciones que te pierdes si no los buscas.

      Pero en general, es como tu dices, la mayoría saltan con la historia y el resto son los típicos "pulsa Start", con alguna honrosa excepción de juego que los tiene bien implementados y anima a que los saques.

      En fin, muchas gracias por pasarte, y como siempre, abrazos sudorosos xD

      Eliminar
  4. Tema molt interessant, on no tot és blanc o negre. Reconec que els assoliments, en molts casos, per a mi s'han convertit en una obsessió que m'ho fa passar malament, perquè rarament aconsegueixo el 100%. Quan passa sol ser perquè estan relacionats amb la història i només n'hi ha dos o tres que requereixen accions "random".

    Normalment gaudeixo del joc però amb un ull posat als assoliments, i em fan fer coses que normalment no faria, però sempre en queden uns quants que trobo impossibles per a mi. Un tipus que odio especialment és el de tornar-te a passar un joc al que has dedicat desenes d'hores però a un nivell més difícil o sense morir. No ho faré.

    També m'ha passat que em venia de gust reunir els col·leccionables, com en el cas del primer Assassin's Creed, i per un bug (que no soc l'únic que ha patit) es considera que em falta una banderola, encara que hagi repassat el mapa centímetre per centímetre. I allà es va quedar. Parlant de bugs, precisament al Hellblade: Senua's Sacrifice ja he estat víctima d'un, que no m'ha saltat tot i ser d'història, i recomanen tornar a començar. Ni parlar-ne.

    M'adono que de vegades em suposen un estímul, però d'altres em frustren i he arribat a comprar jocs en Xbox i no en Switch perquè hi havia aquest al·licient extra. També n'hi ha que es nota que els han posat per obligació, perquè n'hi ha pocs i puntuen altíssim. D'altres companyies, de en canvi, en posen moltíssims i puntuen baix accions que demanen molt d'esforç. Hi ha de tot.

    Ara bé, una de les meves preocupacions relacionades amb els assoliments és atrapar en puntuació general el Molsupo dels collons, que no para de fer punts perquè es passa el dia a la Xbox, encara que diu que té família XD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ostia Toni, desconeixia la teva obsessió, es més, pensava que no els hi feies gaire cas. Si que algun cop us he vist parla a en Molsupo i a tu sobre el tema, però no pensava que arrivabes a aquest nivell.

      Jo ja et dic, m'agraden, però sóc conscient de les meves limitacions i quan veig que no hi ha manera ho deixo estar.

      El de l'Assassin's Creed em va passar a mi, allà el tinc amb un trist assoliment per aconsseguir, però em feia molta mandra. El Hellblade es curtet, si mai el rejugues potser el treus.

      Jo com et dic, els veig com un al·licient, però crec que no he arribat al punt d'obsessionar-me. Si veig que no puc, ho deixo estar.

      En Molsupo diu que està a casa teletreballant, però en realitat està treient assoliments XD

      En fi, molt interessant saber com vius el assoliments. Moltes gràcies per passar i explicar-me la teva relació amb aquestes pecul·liars recompenses :D

      Eliminar
  5. A mí los logros me parecen un añadido muy bueno, pero hay que tener tiempo y paciencia. Cuando los implementaron en ps3, me gustaba mucho jugar a un título para sacar trofeos. Y me daba igual que trofeo fuera (aún sigo pensando la de horas que gasté con las 10.000 muertes de resistance 2 o con las palomas de GTA IV). Pero tenía mucho tiempo libre ( cosa que hacía que fuera más paciente con los logros/trofeos)y poco dinero para juegos. Hoy en día es raro que vaya a por un platino,tiene que gustarme mucho el juego y que sea muy asequible.
    Como dices, es una forma de ver quién la tiene más larga, pero los años, madurez y experiencia te dan otro enfoque. Ya me da lo mismo tener 30 juegos empezados y casi sin trofeos, que solamente voy a jugar lo que de verdad me gusta.
    Y por último hablar de los trofeos online, hay alguno que te quita demasiadas horas como para ser divertido.
    Me parece bien que la gente disfrute con esto, pero me quema un poco los que se piensan que por tener más platinos o juegos con 1.000 puntos ya son unos gamers con carnet VIP.
    Que cada uno disfrute este gran hobby como quiera, pero con respeto☺️

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas Christian, bienvenido seas por estos lares :)

      Yo fui de los que en su día pasaron olímpicamente de los logros/trofeos, es más, recuerdo que en 360 tenía desactivado el aviso cada vez que obtenía uno. Resulta curioso porque entonces tenía más tiempo que ahora, pero estaba más preocupado por jugar a cuanto más mejor, pese a estar tieso de dinero XD

      Curiosamente ha sido hace pocos años, con bastante menos tiempo, que he empezado a sacarle el gustillo y siempre y cuando me parezcan razonables, me gusta sacarlos.

      Hay algunos que me han llevado muchas horas, pero otros como los comentados trofeos/logros online, a los que no les presto el más mínimo de atención, primero porque no pago por jugar online, y segundo, aunque pagase, se comen demasiado tiempo y realmente aportan entre poco y nada. Por ejemplo ¿qué sentido tienen las 10.000 muertes del Resistance que comentas? poco o ninguno más allá de meter horas.

      Como tú, pienso que cada uno es muy libre de disfrutar a su manera, siempre y cuando la gente no venga tocando las narices creyéndose más que el otro por un triste número, faltándole al respeto al resto de usuarios.

      En fin, muchas gracias por pasarte y dar tu opinión. Un abrazo :D

      Eliminar