lunes, 1 de noviembre de 2021

Los condensadores de Game Cube: arreglando el problema de la lectura de disco

Seguramente, si os hablo de condensadores y consolas, lo primero que os viene a la cabeza es Game Gear. En el caso más remoto quizá os venga también la Xbox original y su condensador de la muerte, pero si hay una reina por antonomasia, esa es Game Gear. La cuestión es que, recientemente, he tenido la desgracia de descubrir que, la portátil de Sega, tiene una dura competidora: Game Cube. Si vuestra Game Cube os da el famoso DRE (disc read error), quedaos por aquí, porque este post seguramente os interese. 

Si esto te resulta familiar, quizá aquí encuentres la solución

Pero antes os pongo en situación. GameCube es una de mis consolas preferidas, no solo por su diseño que me encanta, sino por su catálogo que me pareció y me sigue pareciendo brillante.
La cuestión es que hace ya unos meses, tras un par de años parada, me entró la melancolía de echarme unas partidas al Resident Evil Remake en el sistema que lo vio nacer. Podría haber tirado de alguna de las mil versiones remasterizadas que han salido (que también las tengo), pero no, yo quería la experiencia original.

Conecto los cables, pongo el juego, enciendo la consola y me acomodo en la silla - no por mucho tiempo - mientras sale el logo de Game Cube. Pero para mi sorpresa en vez de arrancar el juego, me lleva al menú de inicio de la consola. Muevo el stick hacía arriba para ejecutar el juego y la consola me pide amablemente que inserte un disco compatible. "La lente debe estar sucia" pensé. al fin y al cabo después de dos años parada era posible que se hubiera acumulado algo de polvo. Ni corto ni perezoso, me dirijo al baño, cojo un bastoncillo de los oídos y el bote alcohol isopropílico, y con mucho cariño le doy un repaso a la lente. Tras esperar 5 minutitos a que se evaporase por completo el alcohol, vuelvo a conectarlo todo y vuelvo a probar. Todo sigue igual, la consola no detecta el disco. Me empiezo a mosquear, porque los que tengáis una GameCube, sabéis que cuando coge el disco, hace un sonido característico que en mi caso no estaba haciendo. Además el disco giraba únicamente unos segundos y luego se paraba. Aquí empecé a preocuparme. Abrí la tapa y, con cuidado y ayudándome de unas pinzas, moví la lente por el carril comprobando que no hubiese ningún punto en el que se quedase atascada. Al no detectar nada extraño o que pudiese hacer que la lente se encallase, empecé a investigar por foros. La mayoría de gente hablaba de calibrar la lente. Sonaba razonable, y además tenía ya los huevos pelados de calibrar la lente de la Dreamcast. ¿Problema? no tenía destornillador Gamebit para abrir la consola, por lo que ese fin de semana, no podría destripar a mi querido cubo para ver si el problema radicaba en la lente.

No obstante, no dejé de investigar. Y a base de investigar, encontré el post de un usuario que decía que su GameCube necesitaba "calentar" unos 10 o 15 minutos antes de leer los discos". No podía hacer mucha más cosa sin el destornillador y no perdía nada por probar. Así que decido encenderla y dejarla un rato en marcha. Al cabo de unos 20 minutos, volví, puse un juego y ¡oh sopresa! Arranca sin problema. En parte siento alivio de ver que funciona, pero por otro lado me mosqueo. Si fuera un problema de la lente descalibrada, no debería funcionar ni en frío ni en caliente. Pero bueno, que no cunda el pánico. Me pongo a investigar  sobre Game Cubes que necesiten "calentar" para leer los discos y ¡oh vaya!, me encuentro con un hilo en un foro en el que hablan de condensadores...

Los viejos del lugar recordaréis mi odisea cambiando los condensadores de la Game Gear, por lo que como comprenderéis, un escalofrío recorrió mi cuerpo. La verdad que no tenía ganas de lidiar de nuevo con condensadores. Pero bueno, que fueran los condensadores era solo una posibilidad ¿no?

Al cabo de unos pocos días, por fin llegó el destornillador. Para los que sintáis curiosidad o necesitéis uno, se trata de un destornillador Gamebit de 4,5. Son bastante enconómicos y si tenéis que andar trasteando con según que consolas, siempre va bien tener uno (ya no tengo edad para el método del boli Bic). Realmente solo necesitáis el destornillador para cuatro tornillos, una vez abierta, el resto de tornillos que encontraréis son todo de estrella.

Desmontar la GameCube es una tarea bastante sencilla. Es una consola muy "modular" y no tiene demasiado misterio. Mi objetivo en el momento de abrirla, era comprobar si era necesario recalibrar la lente. Esto es algo sencillo, pero vais a necesitar algunas herramientas que os indico a continuación:

  • Destornillador GameBit 4.5 mm: para poder retirar la carcasa
  • Destornillador de estrella: para los tornillos de dentro, hártate de paciencia porque hay tornillos a granel
  • El destornillador de cabeza plana más pequeño que tengamos: nos servirá para ajustar el potenciometro
  • Multimetro: indispensable para poder medir el valor de la resistencia y ajustar el potenciómetro en consonancia
  • Una cubitera, una huevera o un recipiente: esto nos servirá para dejar los tornillos que vayamos quitando de manera ordenada. Si no tenéis cubitera, la huevera os servirá, y si no, podéis usar cualquier recipiente, aunque debéis tener en cuenta que se os mezclarán los tornillos. No es problema porque son todos iguales, el objetivo es no perder ninguno.

Si además queréis aprovechar para pegarle una limpieza como hice yo necesitaréis lo siguiente:

  • Un brocha o un pincel: para quitar el polvo
  • Aire comprimido: no es necesario, pero nos ayudará a llegar a aquellos recovecos a los que no lleguemos con la brocha.

La GameCube no es una consola que acumule demasiado polvo y el poco que acumula se retira facilmente. Donde más porquería podéis encontrar es en el ventilador.

Teniendo en cuenta todo lo que necesitamos, empecemos a destripar.

Lo primero que tenemos que hacer es retirar la carcasa. Para ello le daremos la vuelta a la consola, retiraremos las 4 gomas de las esquinas para ganar acceso a los tornillos, y los retiraremos con el destornillador Gamebit. Son 4 tornillos en total. 

Retiramos los topes de goma y procedemos a desatornillar la carcasa.
Una vez retirados, le damos la vuelta con cuidado a la consola, y tiramos hacia arriba. Podemos apartar la carcasa por el momento. Con la carcasa retirada, el aspecto de la máquina es el siguiente:

Quedaos con la copla de lo que está marcado en rojo, es el siguiente paso.
A continuación retiraremos el embellecedor trasero y el puerto de mandos. El embellecedor trasero no es más que una pieza de plástico, simplemente la retiramos tirando hacia atrás. El puerto de mandos está enganchado a una faja que va conectada a la placa base. La podéis desconectar, aunque no es necesario, yo simplemente lo eché para delante.

Lo siguiente es desatornillar las pletinas de la Memory Card


Ahora empezamos a desatornillar. Lo primero es retirar las pletinas de la Memory Card, son solo cuatro tornillos (los marcados en rojo). Una vez retirados, lo sacamos todo, pletina incluida. El siguiente paso es retirar el ventilador, para ello tenemos que quitar dos tornillos y quitar con cuidado el ventilador. Dejad el cable conectado. Es el de la corriente y lo necesitaremos para hacer comprobaciones sin necesidad de montar nuevamente la consola.

Una vez retirado el ventilador, debemos retirar los tornillos restantes son los que veréis en las siguientes imágenes y están en todo el perimétro de la consola sujetando la parte metálica que podéis ver:

Lado izquierdo
Parte trasera
Lado derecho
Cuando lo tengamos todo desatornillado, tiraremos hacía arriba de la parte metálica para desconectar la unidad óptica de la placa base. No tengáis miedo porque no hay cables ni nada que os podáis llevar por delante. simplemente tirad con cuidado y saldrá fácilmente dejando a la vista el disipador de la placa base. Ahora ya tenemos la unidad óptica que es lo que nos interesa. Apartamos el resto de la consola para trabajar comodamente. Os recomiendo que para el siguiente paso utilicéis un tapete, un trapo o algo suave porque tendremos que darle la vuelta al lector para comprobar el potenciometro y para destaronillar la placa para tener acceso a los condensadores. Pero antes debemos retirar la placa metálica. Son unicamente unos pocos tornillos más.

Los tornillos son esos chiquitines que se ven. No los he marcado porque cuando lleguéis a este paso los localizaréis facilmente.
Una vez retirada la placa metálica, tendremos acceso al PCB del lector y por tanto al potenciometro que es ese tornillo pequeñito que os muestro en la foto:

Ese tornillo que veis rodeado de un plástico cuadrado, es el potenciómetro que se encarga de regular la resistencia del láser.
A continuación tenemos que echar mano del multimetro, ponerlo en la posición de ohmios, y medir la resistencia. Para ello, colocaremos un terminal en la única patilla del lado izquierdo, y la otra en la patilla inferior derecha. Anotad el valor que os dé y tenedlo de referencia. Hasta donde yo sé, NO existe un valor estándar, por lo visto depende del modelo que tengamos. Pero para que os hagáis una idea, por lo que yo he podido leer, los valores óptimos se encuentran entre 400 y 600 ohmios, aunque hay quien dice que según el modelo puede ser de entre 200 y 250 ohmios. Aquí es donde empecé a olerme la tostada. El valor que me dio tras tres lecturas era de unos 190. Más bajo de los 200 recomendamos, pero más o menos en la línea. Por tanto, empecé a sospechar que no era un problema de calibración puesto que era un valor por debajo de lo estipulado. Aún así, decidí bajarlo un poco, hasta 170, pero los resultados fueron los mismos seguía sin leer los discos a no ser que calentase un rato. Por tanto, mis peores presagios se estaban cumpliendo, todo apuntaba a los condensadores.

AVISO IMPORTANTE


Antes de seguir con la entrada me gustaría hacer un pequeño inciso. Probablemente muchos de los que estéis leyendo esto, y queráis seguir los pasos que he seguido yo, no tengáis un multímetro a mano, y sé que puede parece tentador ajustar a ojo el potenciómetro. Pero os lo diré claro, NO LO HAGÁIS. Al girar el potenciómetro, lo que estamos haciendo es regular la intensidad del láser, y el potenciómetro de GameCube es muy sensible, el giro más mínimo puede suponer un cambio de valor considerable. Si bajamos demasiado la resistencia, corremos el riesgo de darle demasiada intensidad y quemarlo. Por lo que si no tenéis un multímetro no lo toquéis. De todos modos, tampoco os aconsejo que toquéis demasiado la lente ya que, como veréis más adelante, el problema no viene de aquí. Calibrarla puede ser un parche temporal, pero no os lo aconsejo. Simplemente explico cómo hacerlo, porque una vez cambiados los condensadores, no está de más comprobar el valor. Dicho esto, sigamos.

En vista de mi fracaso probando con el método que todo el mundo recomendaba, seguí investigando. Tenía varias opciones, dejar que la GameCube calentase cada vez que quisiera jugar sabiendo que a la larga terminaría muriendo, comprar otra GameCube, comprar una unidad óptica nueva o...
cambiar los condensadores. ¿Qué hice yo? Comprar otra unidad óptica mientras me empapaba del tema de los condensadores, sabiendo que lo primero era un parche temporal. Pero bueno, teniendo una de respaldo, la operación la hacía más tranquilo. Entre que llegaba y no, di con los vídeos del canal de The Segaholic, que fueron los que me llevaron definitivamente a dar el paso de cambiar los condensadores. Os los dejo aquí por si los queréis consultar, y como muestra de agradecimiento por su labor, sin la cual no hubiera sido capaz de reparar mi consola. Al fin y al cabo, este post no pretende ser  más que una forma de hacer llegar a más gente lo que él dice en los vídeos.  
 
Vídeo 2: como hacer el cambio de condensadores

Dicho esto, sigo con la entrada. La nueva unidad óptica llegó, con valores extremadamente bajos, pero ha estado funcionando durante más o menos seis meses en los que le habré metido unas... 25 horas de "castigo", después de eso, mismos problemas que mi lente de origen. Así que, en vista del éxito obtenido, encargué los condensadores dispuesto a cambiarlos. Total, tenía dos unidades ópticas dando problemas, y nada que perder.

Después de todo el rollo anterior, vamos al quid de la cuestión. Ya hemos visto como abrir la Game Cube, y sabemos calibrar la lente. Ahora toca lo "peliaguado" si no se tiene experiencia: el cambio de condensadores. Antes de explicar como se cambian, os dejo la lista de herramientas empleadas, y la relación de condensadores que vais a necesitar.

  • Soldador (imprescindible): por si os sirve de referencia, yo uso un JBC de 30W. Si no tenéis soldador y queréis hacer la reparación, para salir del paso cualquier kit de Amazon os hará el apaño. Eso sí, merece la pena invertir en un buen soldador si tenéis pensado hacer más chapuzas del estilo.
  • Estaño: ni muy fino ni muy grueso. Yo utilizo el de la marca MBO, si no recuerdo mal es de 0,5. 
  • Flux o pasta de soldar: la mayoría de hilos de estaño que encontraréis hoy en día tiene un alma de flux o pasta de soldar que facilitan la soldadura, por lo que principio esto no es necesario. No obstante, va bien para desoldar, y en mi experiencia, el flux que trae el estaño, se queda corto. 
  • Malla de desoldar: para limpiar el estaño viejo de los puntos de soldadura. 
  • Unas pinzas: Las necesitaremos tanto para retirar los condensadores viejos, como para poner los nuevos. 
  • Bastoncillos y alcohol isopropílico: para limpiar el exceso de flux y el posible ácido que hayan soltado los condensadores viejos (en mi caso muy poco). 
  • Paciencia y nociones básicas de soldadura: las prisas nunca son buenas consejeras, tomadlo con calma y sin prisa. Si no sabéis soldar, quizá esta chapuza no sea la más indicada para aprender.

Dicho todo lo anterior, os dejo a continuación una imagen cortesía una vez más de The Segaholic con los condensadores que necesitáis. Son condensadores electrolíticos de aluminio SMD y en la medida de lo posible, es recomendable respetar las medidas que indica en la imagen. No pasa nada si son un poco más grandes o más pequeños, pero tampoco os paséis porque quizá las patas no os coincidan con los pads. Se pueden sustituir por otro tipo de condesadores siempre y cuando coincidan los valores, pero yo preferí ir a lo seguro aunque me costase un poco más caro.

Sacado de uno de los vídeos adjuntos de The Segaholic


Dicho esto, empecemos por desmontar la unidad óptica para tener acceso a los condensadores. Lo primero es retirar los cuatro tornillos que sujetan la placa. No es necesario recordar su posición puesto que vienen marcados con un dibujo en la misma placa. 

Una vez hecho esto, quitamos el cable azul y liberamos las dos fajas. La naranja lleva un freno, con ayuda de las pinzas lo soltamos. La azul y blanca sale tirando. Como siempre, tirad con cariño, cuesta un poco pero termina saliendo. Ojo porque estas fajas son delicadas. Veréis que hay dos puntos de soldadura, juraría que son los del motor que hace girar el disco. No es necesario desoldar, aunque si tenéis los huevos pelados de hacerlo y queréis trabajar más cómodos, podéis hacerlo. Yo no lo hice. 

En rojo os dejo marcado todo lo que tenemos que retirar antes de levantar la placa.
Con todo retirado, localizaremos una pestaña de plástico que sujeta la placa y con ayuda de un desmontador de plástico, haremos palanca hasta liberar la placa.

Hecho esto, tendremos acceso a los dichosos condensadores. El resto no tiene misterio alguno pero os explicaré como lo hice yo. Hay gente que los retira todos de golpe, en mi caso, como soy bastante disperso, iba poniendo a medida que quitaba. Lo hice así por el mero hecho de que, para el que no lo sepa, los condensadores tienen una polaridad que hay que respetar. Lamentablemente, esta no viene indicada en la placa. Por tanto, o lo hacéis a mi método, o utilizáis la imagen que he dejado arriba como guía. 

 

El origen del mal

Retirar los viejos es, como todo en la vida, cuestión de paciencia. Hay gente que los corta a ras del plástico y luego quita el plástico y desuelda las patas. A mí ese método no me gusta. Si tenéis estación de soldar y unas pinzas de desoldar, tenéis la clave del éxito y seguramente no os haga falta lo que cuente ahora. Pero si como yo, no contáis con dicho útil, coged el condensador con las pinzas, poned flux en las patas y calentad mientras tiráis suavemente - insisto: SUAVEMENTE - para no arrancar el pad. Repetid la operación con la siguiente pata hasta que esté fuera el condensador, y cuando lo tengáis -si seguís mi método - limpiad la zona y ya lo tendréis listo para soldar el nuevo. Así hasta haberlos cambiado todos. No hay más. Sobretodo tened en cuenta la polaridad del condensador, la parte negra es la negativa. Lamentablemente en la placa no se indica la polaridad, por lo que conviene que tengáis la imagen anterior a mano para poder respetarla. 

Con los nuevos condensadores ya soldados y una vez revisado que la polaridad es correcta. Pasaríamos a montar de nuevo la unidad óptica. el proceso es el mismo pero a la inversa. Una vez montada, mi consejo es que reviséis el valor del potenciómetro. En mi caso, esta unidad estaba a 200 ohmios. Como me parecía un valor bajo, decidí subir hasta 350 ohmios y probar. En vista de que funcionaba subí a 400. En 400 ya no leía el disco, así que bajé a 380 ohmios y lo volví a probar con resultados satisfactorios. Ante todo, procurad dejar un valor alto, esto alargará la vida de nuestra lente. Como veis, bajando la resistencia no hubiéramos obtenido resultado, el problema radica en los condensadores, muestra de ello es que subiendo el valor, la lente lee los juegos correctamente. 

Una vez hechas las comprobaciones pertinentes, solo queda montar nuevamente la consola, siguiendo el mismo proceso que hemos seguido para desmontarla, pero a la inversa. Una vez montada, ya podemos disfrutar nuevamente de ella.  

Por último y como añadido, he querido grabar un vídeo en el que muestro como desarmar la unidad óptica. He pensado que, a diferencia de la consola que es muy sencilla de desmontar, la unidad óptica tiene un poco más de complicación y quizá con un vídeo quedaba todo un poco más claro. 

Condensadores de Game Cube: arreglando problemas de lectura 

No me enrollo más. Espero que esta entrada os sirva para darle vidilla nuevamente a vuestra Game Cube, solventando uno de los posibles problemas que puede estar presentando vuestro lector. Recordad que previo al cambio de condensadores, es conveniente haber revisado que el láser se enciende, que el disco se mueve (aunque sea unos segundos) y que la lente corre por el raíl. Si habéis hecho todas esas comprobaciones, es muy probable que la solución esté en cambiar los condensadores. En mi caso, llevo aproximadamente una semana dándole bastante uso con los nuevos condensadores y la experiencia está siendo positiva y sin fallos de lectura. Así que, espero que el post os sea de utilidad.








8 comentarios:

  1. Ufff, tiemblo sólo de pensar en soldaduras. De un tiempo a esta parte, cosas de la edad y la puñetera presbicia que es imparable, me cuesta horrores ponerme con el soldador. Es más, ahora utilizo una lupa porque sino no me atrevo. Una pequeña chapuza se convierte en un calvario cuando la vista y el pulso no acompañan como debiera. Así que, bravo por ti que todavía puedes y te atreves XD.

    Da gusto leerte, pero esta es de las mejores entradas con más trabajo que he visto por ahí (todo bien señalado y documentado). Vamos, que es un currazo y te felicito. Espero que sea de las entradas más visitadas y que le sirva a mucha gente como guía. De hecho creo que lo que aquí expones puede servir para problemas semejantes en otras consolas. Yo no tengo Game Cube, pero esta entrada me la guardo en favoritos.

    Lo de la tapa del bolígrafo quemado... La última vez que lo hice dejé un cartucho de Snes bastante perjudicado, así que ahora no me la juego. Tengo mi destornillador de la "trifuerza" y vaya si cambia la cosa.

    Lo dicho, un gustazo leerte y una muy buena entrada.

    Abrazos caucásicos y sobacos al viento.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Después de Game Gear, te aseguro que esto es "pecata minuta". Pero vaya, que entiendo tus temores y temblores si la vista ya no acompaña (la mía por suerte aún lo hace y espero que por muchos años). Eso sí, el pulso olvídate, tengo que concentrarme antes de hacer nada para que no se me vaya a tomar por culo xD

      Me alegro que te haya parecido interesante. La hice porque realmente es un problema muy común y del que se habla poco. Lo primero que te van a decir es que cambies la lente o que la calibres cuando realmente el problema es otro. Ya te digo que información sobre este tema en castellano no he encontrado en ningún sitio y creo que merece la pena compartirla.

      También me he planteado que este problema sea extrapolable a otras consolas, sin ir más lejos, la primera que me vino a la cabeza fue Dreamcast que tiene fallos similares y que históricamente se han solucionado a base de calibrar la lente... tendré que investigar. Más que nada porque, por si no lo sabías, hubo lo que se conoce como "plaga de los condensadores", que fue una época en la que, debido a abaratamientos varios, se utilizaban condensadores de mala calidad que terminaban inutilizando los aparatos.

      Lo del boli Bic te aseguro que no vale la pena teniendo en cuenta lo que te vale un kit de destornilladores raros XD yo pillé hace poco uno en los chinos que trae para abrir cualquier consola y me costó poco más de 5 euros.

      En fin, de veras que me alegro que te haya gustado, y ojalá llegue a más gente con tal de que puedan solucionar el problema.

      Como siempre, gracias por pasar, y abrazos sudorosos para ti :D

      Eliminar
    2. Pues no, no recuerdo eso de los condensadores, pero estaré al quite por si acaso. Mi Dreamcast la he recalibrado una vez pero cualquier día...

      Eliminar
    3. Justo ayer después de dejar el comentario lo estuve investigando y...¡bingo! hay gente que ha cambiado los condensadores de Dreamcast solucionando correctamente los problemas de lectura. Miré por eBay y venden kits con los necesarios. La próxima vez que me falle el lector ya tengo chapuza nueva xD

      Eliminar
    4. Y aquí estaremos para leer tu nuevo tutorial XD

      Eliminar
  2. Bueno Suso, ¡qué te voy a decir! Después de leer el hilo me quedé alucinada, y pensé que era una pena que algo tan chulo se "perdiera" en la inmensidad de twitter, donde cuesta mucho recopilar twits, hilos, y que todo quede ordenado...

    ¡Cómo me equivocaba! La entrada genial como siempre, pero sobre todo creo que las fotos y las indicaciones son una bendición divina. No tengo Game Cube siquiera, pero me la he zampado enterita.

    Y he tenido muchos recuerdos del famoso altavoz de la GameGear leyéndote XDDDD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Oh Dios mío! Vicky, que flashazo a 2013 ha sido verte de nuevo por estos lares <3

      El hilo en tuiter lo hice porque en ese momento de máxima excitación necesitaba compartir con el mundo la noticia de que por fin, tras casi un año batallando, había dado con una solución a mis problemas de lectura. Obviamente, dada la escasa, por no decir nula, información que hay sobre el tema. Mi deber para con el mundo y la preservación de las viejas glorias, era compartirlo por aquí aunque no sea este un medio de grandes masas (y que así siga, con los de siempre y bien avenidos xD)

      Me alegro que te haya gustado la entrada y la hayas leído hasta el final pese a no tener Game Cube, supongo que de algún modo he conseguido que un post sobre una reparación no fuera un muermo, y en parte me alegro.

      Maldita Game Gear, qué de disgutos me dio. Ahora mismo tengo dos y ambas funcionan. Pero para llegar aquí, he tenido que pasar por toda una aventura que explicaré próximamente. Solo te avanzo que ambas consolas se fueron de viaje a Bielorusia. Creo que con eso está todo dicho. Como verás, en mi línea de surrealismo habitual XD

      Un abrazo enorme Vicky, y mil gracias por pasar por aquí :D

      Eliminar
    2. A BIELORRUSIA XDDDDDDDDDDDDDD

      Estaremos atentos pero has sabido ponerle el hype adecuado.

      Eliminar