martes, 31 de mayo de 2022

Streets of Rage 4 (PS4, Xbox One, Nintendo Switch, PC)

Hay sagas que, pese a ser leyenda dentro del mundo del videojueguismo, desaparecen un buen día sin volver a dejar rastro, pero que siguen vivas gracias al recuerdo de aquellos que en su día las disfrutamos. Este podría ser el caso de Streets of Rage cuya última entrega salió a la luz en el ya lejano año 94. Por suerte, todos esos años de sequía llegaron a su fin en abril de 2020 gracias al buen hacer de Dotemu, Lizard Cube y Guard Crush Games. Hoy, amiguitos del videojueguismo, volvemos a las calles para hablar del regreso de uno de los reyes indiscutibles del beat'm up: Streets of Rage 4.

Diez años después de los sucesos que pudimos vivir en Streets of Rage 3, y tras la caída de Mr. X; Wood Oak City, cae nuevamente bajo el control de un sindicato del crimen liderado en esta ocasión por los hijos de Mr. X, los mellizos Y. El plan de los dos niños repelentes, no es otro que el de lavar el cerebro a los habitantes de la ciudad mediante el uso de la música (como hacen en el mundo real con el trap o el reguetón). Por suerte para Wood Oak, no todo está perdido. Axel Stone y Blaze Fielding (viejos conocidos de la saga) unirán fuerzas juntoa Cherry Hunter, hija de Adam Hunter y Floyd Iraia, aprendiz del Dr. Zan; para poner fin a los planes de los mellizos Y.

La historia no tiene mucho misterio más allá de lo que os acabo de explicar. Nos dará alguna que otra sorpresa y alguna escena épica, pero no esperéis un guión digno de Hollywood porque, como en sus antecesores, la historia no es más que una excusa para darnos de tortas con todo lo que se nos ponga delante. Y esto no es algo malo, es como debe ser. Nadie viene buscando una historia profunda y llena de giros argumentales en un beat'm up, nadie.

Tras una intro apoteósica que me he tragado todas y cada una de las veces que me ponía a jugar, llegaremos a una pantalla de título que nos dará a elegir entre varias opciones. Aunque de entrada solo podremos acceder al modo historia que deberemos superar para desbloquear el resto.

En primer lugar encontramos el modo Historia que, como su propio nombre indica es el modo en el que se nos irán explicando los acontecimientos a medida que avancemos por los doce niveles que componen el juego. Lo cierto es que, la historia, vista una vez, vista todas. Es la misma para todos los personajes y no cambia ni una sola de las secuencias, pero como dije al principio ¿a quién le importa esto en un beat'm up? Por lo demás, podremos elegir entre diferente modos de dificultad que van desde fácil a Mania. Además, en caso de que se nos atragante algún nivel, en la pantalla de Game Over, se nos ofrecerán una serie de ayudas a cambio de recibir menos puntos al terminar el nivel, por lo que aquellos menos habilidosos en el género, no tendrán problema en ver el final. 

Siguiendo con los modos de juego, tendríamos la selección de fase. Esto es básicamente lo mismo que el modo historia con la diferencia de que, a medida que superemos los niveles, podremos volver a ellos cuando queramos (su propio nombre lo indica). Un modo cuyo objetivo es básicamente que podamos revisitar niveles de cara obtener los rangos más altos, siempre y cuando nos interesen este tipo de retos (cosa que te suele gustar si te gusta el género).

El tercer modo que nos encontramos es el modo Arcade. El modo arcade no es más que el modo historia, una vez más, pero con la diferencia de que tendremos que superarlo al estilo de antaño: de una tacada y teniendo un único crédito.

Por último los dos últimos modos que encontraremos en el juego base, serán el modo combate en el que podremos disputar peleas contra otros jugadores como si de un juego de lucha 1 vs 1 se tratase, y el modo Combate contra Jefes, que consiste básicamente en un Boss Rush contra todos los jefes del juego.

En caso de que tengamos el DLC Mr. X Nightmare, además de todo lo anterior, tendremos acceso a nuevos personajes, nuevos movimientos, un nuevo nivel de dificultad llamado Mania +, así como el magnífico modo Survival que, como su propio nombre indica, consiste en sobrevivir a oleadas de enemigos cada vez más agresivos. Un reto sí, pero un auténtico vicio. 

Las mecánicas del título son las clásicas de un juego de esta índole, avanzar a guantazos a lo largo de niveles con el personaje de nuestra elección, hasta llegar al jefe de turno y vencerlo demostrando que aquí manda nuestra tula. Así hasta superar los 12 niveles. Simple pero adictivo, pura esencia beat'm up, no hace falta mucho más para pasarlo en grande. A medida que acumulemos puntos por ir superando el juego, se nos iremos desbloqueando personajes de los juegos clásicos, y si además tenemos el DLC, tendremos tres personajes adicionales (que me han encantado) y una pequeña sorpresa en forma de personaje clásico que prefiero que descubráis aquellos que decidáis jugarlo.

En cuanto a los personajes, si bien todos se manejan de la misma manera, cada uno tiene su estilo claramente diferenciado. Los movimientos de los mismos consisten en un ataque base, un blitz, un ataque especial que nos quitará vida (aunque la podremos recuperar haciendo ataques normales siempre y cuando no nos golpeen) y una ataque estrella.

Al final del cada fase se nos otorgará un rango que puede ir de la D a la S, dependiendo de la puntuación que hayamos obtenido durante el nivel, y posiblemente, conseguir rango S en todos los niveles, sea uno de los retos más adictivos y satisfactorios de todo el título.

En cuanto a la dificultad, como ya he comentado, el juego cuenta con varios niveles que van desde el fácil hasta el Mania + en caso de que tengamos el DLC. Realmente entre fácil y difícil, la mayor diferencia es el número de vidas con las que empezamos. La chicha viene a partir del nivel "dificilísimo" y especialmente Mania y Mania +, donde se nos llenará la pantalla de enemigos a los que sacudir. El nivel recomendado para empezar dependerá de nuestra experiencia en este tipo de juegos. Yo por mi parte empecé en nivel normal y fui escalando siendo en díficil donde más cómodo me sentía al resultarme un reto bastante equilibrado

Por descontado, todo lo anteriormente descrito, puede hacerse tanto solo como acompañado, y es que el juego permite jugar en cooperativo del mismo modo que sus antecesores. Aunque esta vez podrán hacerlo hasta cuatro jugadores a la vez. Dicen que jugar acompañado es una auténtica pasada, pero sobre ello no puedo opinar, pues ni tengo plus, ni nadie con quién jugarlo actualmente. De todos modos, yo os doy el dato por si os sirve de aliciente.

Por último y para terminar con el apartado jugable, hacer una especial mención a lo bien implementados que están en este juego los trofeos/logros, que te animan a ir superando todos los retos propuestos alargando sustancialmente la vida útil del juego.

Visualmente hablando, debo reconocer que cuando vi las primera imágenes de Streets of Rage 4, éstas no me convencieron en absoluto. Todo esto cambia cuando ves el juego en movimiento y descubres que, pese a tener un estilo diferente al de los clásicos, resulta una auténtica delicia. El diseño de los personajes, tanto protagonistas como antagonistas, es sublime como también lo sus animaciones, y el juego en general está lleno de guiños que cualquier fan de la franquicia será capaz de reconocer. En general, y pese a las reticencias iniciales, debo reconocer que el trabajo que han hecho a nivel visual, resulta muy loable. Lo mismo pasa con la música que destaca por unas melodías muy bien escogidas para las que se ha contado con la participación de Yuzo Koshiro (creador de las melodías de los juegos originales) y Yoko Shimomura, responsable de la música de Street Fighter II. Como digo, pese a lo reacio que me mostré en un primer momento, me retracto por completo ante el mimo y el cariño que se le ha puesto a esta cuarta entrega de la franquicia, ya no solo en lo jugable, sino en lo audiovisual.

Streets of Rage 4 es una oda a un género cuya popularidad en los 90 está fuera de toda duda. Es diversión clara, directa y sin complicaciones. Un título adictivo de principio a fin con el que he disfrutado a rabiar pese a dejarme los pulgares molidos en mis primera sesiones con él (uno se ha oxidado, pero el que tuvo retuvo). Solo os diré, que no era mi intención sacarle el platino, y al final terminé haciéndolo, y no contento con eso, después de por lo menos cuarenta horas, me han quedado ganas de más, por suerte, me he dejado algunas cosillas por hacer para cuando me entre el mono. Juego totalmente recomendado, si fuiste amante del género durante su época dorada, lo disfrutarás como el que más. Si no tienes experiencia con el género o con la saga Streets of Rage, pese a que te perderás un sinfín de referencias, quizá este sea un buen momento para iniciarse... es muy probable que te lleves una grata sorpresa.

 

8 comentarios:

  1. Bien lo sabes porque lo hablamos en su momento que Streets of Rage 4 en un título que, independientemente de su calidad, no llegué a disfrutar principalmente por no sentirme atraído por su aspecto visual, que hizo que no fuera capaz de sumergirme más en su propuesta y vivir con emoción la historia que ofrece. Y aunque en alguna ocasión he pensado en tratar de superar ese escollo, a día de hoy se me hace complicado dar el paso si no es que vuelven a poner el juego en el servicio de streaming porque desde luego lo que no voy a hacer es invertir en él sin estar plenamente convencido de que me va a merecer la pena.

    Esto no convierte, por supuesto, a Streets of Rage 4 en un mal título pero sí en uno que yo, personalmente, tengo en mi lista de apartados, al menos por ahora. Pero lo que yo pueda pensar al respecto no es relevante, lo es lo que pienses tú dado que se trata de tu experiencia. Y si quedaste satisfecho, es lo único que cuenta...

    Muy buen artículo como siempre, Suso. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo sé Emilio, y además entiendo tu punto de vista porque a mí me pasó exactamente lo mismo. El apartado gráfico no me gustaba en absoluto. Terminó entrando a base de golpes y la verdad que ahora no lo imagino de otra manera, pero a mí también me echo para atrás.

      Quizá si en algún momento aparece en algún servicio moderno de esos que consumes ahora (;P) y le das una segunda oportunidad, termina por engancharte. Ya nos contarás :)

      Mil gracias por dejarte ver por aquí. Un fuerte abrazo :D

      Eliminar
  2. Menos mal que has dejado las peleas callejeras contra macarras y yonkis por un talego de perico por las batallas épicas a espada y escudo contra dragones, demonios y demás seres del averno... ¡Muy buena entrada Susete! Aunque el Beat'm Up siempre es un género que me ha atraído lo cierto es que, yo creo que por cuestiones de edad, nunca ha sido un género al que le haya dado mucho machaque (Más allá de las viciadas al minijuego de Tekken 3 y alguna que otra partida suelta a algún clasicote de recreativa). Pero bueno, leyéndote y viendo que te viciaste hasta pelarte los pulgados y viendo el estilo gráfico del juego así tipo cómic mola un huevo y medio no descarto, cuando me apetezca algo así más de este palo, pillarme el juego (Aunque lloraré porque yo si quiero una historia profunda, metafísica, tulesca y ludonarrativa).

    ¡Un saludo y muy buena entrada Susete! Recuerda que, por nuestro acuerdo, debes mandarme un selfie de tu tula con un sombrerito de cumpleaños cada vez que te haga un comentario.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo estudieh en la eskuelah de la kalleh bale, premoh? XD jugué hasta pelarme los pulgares, literalmente además. Pero a mí es un género que me gusta muchísimo desde que era un enano. Más que los juegos de lucha 1 vs 1, aquí no hay que calentarse la cabeza con combos, solo machacar moñecos, y para alguien como yo, eso es maravilloso XD

      Créeme que no necesita de historia con la que montarte disociaciones ludonarrativas, ¿quién quiere historia en un juego así? XD

      No te preocupes, en un rato te mando foto tula con sombrero de cumpleaños como agradecimiento por tan magno comentario. Besitos de fresa juapo.

      Eliminar
  3. M'has fet venir moltes ganes de jugar-hi, però jo encara soc novell a la saga i vaig pel 2. Esperaré.

    Veig que tu hi tens la mà trencada, i no precisament per haver colpejat malament. Es dedueix de les teves paraules que te'l passes amb un crèdit.

    A mi m'encanten els beat'em ups, però em faig un tip de continuar.

    Podries fer un top 5 dels teus preferits del gènere :P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ei Toni! Doncs no t'ho pensis gaire i fot-li canya que està molt bé. T'has de possar al dia aviat que no saps quin jogarral t'estàs perdent :P

      M'hi vaig tirar un bon grapat d'hores, i si, me'l faig amb un crèdit, però no et deixis impresionar, no es pas tan dificil com els clàssics.

      M'apunto el top 5 de bitemaps :D gràcies per la idea i pel teu comentari :3

      Eliminar
  4. Uno de esos juegos que sin duda intente jugar cientos de veces y que no fue por fin hasta el año pasado de devorar beat em ups y jugarlo a dobles, cuando realmente pude disfrutarlo como dios manda. Creo que cómo ya hablamos una vez, para mi River City Girls, le da una pasada, pero claro, este ultimo también mezcla subgéneros, aunque a nivel de carisma si que no hay color y el trabajo de la franquicia de Kunio-Kun es sobresaliente. Eso sí, en cuanto a juegos del género que se acercan al estilo clásico este gana de calle.

    Por lo demás, en cuanto pueda y este a un precio decente, me gustaría darle un rejugada como dios manda probando los niveles superiores, aunque me funen mucho más, de lo que ya hicieron en normal en su momento, porque este tipo de juegos es de quemarlos, hasta que te canses o bien lo exprimas todo.

    Gran entrada Suso, un beso :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como ya comentamos, este SoR4 tira más a lo más clásico del género, cosa que para mí está más que bien pues, a fin de cuentas, es lo que andaba buscando. Aspecto moderno, con jugabilidad bastante clásica. Para mi fue un vicio tremendo.

      Si quieres hacerte con uno, te recomiendo la edición que sacaron con el DLC incluído, incluyen algunos personajes nuevos que están bastante rotos, y con los que los niveles superiores de dificultad son bastante más sencillos.

      Gracias como siempre por pasar, Spigol, me alegro que te haya gustado. Besis de fresi :3

      Eliminar