jueves, 1 de septiembre de 2022

Far Cry 5: la rima os la dejo a vosotros

No tenía intención de hablar de él puesto que desde su tercera entrega perdí bastante la pasión por la franquicia, pero habiendo sido uno de los títulos que jugué durante el pasado año y teniendo en cuenta que, pese a todo, me lo pasé bastante bien jugándolo; que menos que dedicarle unas palabras a Far Cry 5 (por el culo te la hinco). 

En esta ocasión, voy a empezar un poco diferente a lo habitual y antes de hablar del propio juego, quisiera poneros en antecedentes sobre mi trayectoria con la saga Far Cry.

Cuando descubrí el primer Far Cry (el desarrollado por Crytek) del que hasta la propia Ubisoft parece querer olvidarse, automáticamente se convirtió en uno de esos juegos que, sin llegar a marcarme como otros, conseguirían ganarse un huequito en mi corazón videojueguista. A día de hoy os dirán aquello de que ha envejecido muy mal y toda la pesca, pero como digo siempre "los juegos no envejecen, envejece quien los juega". El que lo jugó en la época (además de tener un PC de los bestias) sabe lo que este juego significó, y el que no lo haya jugado en la época, si es capaz de ponerlo en contexto, también entenderá a que me refiero. Pero no me quiero enrollar demasiado porque esto es una entrada sobre Far Cry 5 y ya veo que se me va a ir de las manos.

Mi historia con la saga continúa con su segunda entrega (voy a obviar el Instincts de Xbox para no alargar esto demasiado). Juego del que no hablaré demasiado porque también lo hice en su día, casi en los inicios de este humilde espacio. Los que me me hayáis leído desde el principio ya sabéis la decepción que dicho título supuso para mí, y si no lo sabéis ya os lo digo ahora. Odié Far Cry 2, lo odié tanto, que cuando anunciaron la tercera parte no quise saber nada.

La cuestión es que con el paso de los años, habiendo actualizado el PC y viéndolo un día a veinte euros, dedicí darle una oportunidad y, de paso, poner a prueba mi -en aquel momento flamante- GTX 760. De Far Cry 3 no he hablado nunca, quizá lo haga algún día, pero me gustó. Me gustó tanto que me lo peté al 100%, me hizo recuperar la esperanza en la franquicia, olvidar su nefasta segunda parte, e irme corriendo a la tienda a comprar la cuarta entrega que en aquel momento acababa de salir.

Así es como llegamos a Far Cry 4. Entrega que, si bien no me disgustó, me hizo perder nuevamente el interés en la saga por ser demasiado continuista. Después de terminar Far Cry 4, acabé bastante saturado y, nuevamente, la pasión tal como vino se fue.

Llegó entonces el anuncio de la quinta entrega que hoy nos ocupa. Como me pasó con el tercero, no mostré interes alguno. Ojo, el juego no tenia mala pinta, pero me parecía más de lo mismo y después de Far Cry 4 no me apetecía en absoluto. El tiempo fue pasando y, un buen día, me dio por actualizar la gráfica del PC. Buscando algo con lo que poner a prueba mi nueva RTX 2060 (aunque a estas alturas ya tiene poco de nueva), y en vista de que Far Cry 5 había bajado de precio lo suficiente como para despertar mi interés, decidí darle una oportunidad siguiendo ese criterio mío de que no hay juego malo por menos de 10 euros.

Después de toda la chapa anterior, llegamos por fin a Far Cry 5, y a continuación antes de daros mi valoración personal os hablaré en líneas generales sobre un juego que, si bien no me entusiasmó, logré terminar pasándomelo incluso bien. 

Desarrollado por Ubisoft Montreal y distribuido por Ubisoft, Far Cry 5 vio la luz el año 2018 para PS4, Xbox One y PC. Siguiendo un poco la tónica de las anteriores entregas, su historia giraba en torno a un villano que en esta ocasión se llamaría Joseph Seed. Un predicador radical que tiene una secta montada en el condado ficticio de Hope. Nuestra misión, como no podía ser de otra manera, será la de acabar con su imperio sectario en una aventura de mundo abierto cargada de disparos y acción cuya narrativa, sin ser digna de guión de Hollywood, puede llegar a ser lo bastante interesante como para que queramos saber más.

Que nadie se lleve a engaño, la historia de Far Cry 5 no será recordada por su profundidad, pero hay que reconocer que el tema de la secta en un condado lleno de paletos yankis tiene cierto gancho y, al menos en mi caso personal, logró captar mi atención hasta su desenlace.

A nivel técnico, estamos ante un título gráficamente muy cuidado, bien optimizado en PC (en ningún momento me dio problemas de rendimiento) y con unos escenarios relativamente variados y visualmente muy bonitos. Las animaciones de los personajes, sin ser la panacea, cumplen sin desentonar con el resto, y de las físicas nos podemos ir olvidando puesto que, por malo que me pareciese Far Cry 2, ningún otro Far Cry ha logrado físicas similares a las de aquella segunda entrega que, incluso a día de hoy, dejan en pañales a muchos títulos actuales. En lo que respecta al apartado sonoro no puedo decir gran cosa porque hace un año (o más) que lo jugué, y no me acuerdo. Esto puede ser buena señal o mala, pero si fuera mala seguro que lo recordaría. Así que vamos a dejarlo en neutro. Lo que si me pareció correcto fue el doblaje al castellano, pero a nivel musical, no recuerdo nada que llamase especialmente mi atención. 

"Yo me la meto toa"
En términos jugables es donde Far Cry 5 pincha. Que no se me malinterprete, no estoy diciendo que sea un mal juego, pero como pasó con la cuarta entrega, es muy continuista. Volvemos a tener un juego en primera persona en el que nos moveremos por un mundo abierto con mil iconos, mucho coleccionable e infinidad de secundarias que aportan poco más que relleno, y que si bien algunas resultan divertidas, la mayoría se basan en ir del punto A al punto B cayendo en la misma trampa en la que siempre caen este tipo de juegos que pretenden alargar la experiencia lo máximo posible a base de meter relleno.

A nivel de controles eso sí, no puedo poner queja alguna, al contrario, es muy solvente y en mi opinión uno de los mejores puntos del juego. Además, el juego incorpora algunas novedades como la capacidad de llevar hasta dos aliados que nos ayudarán en las misiones, incluyendo no solo personas sino animalillos tan inverosímiles como un puma o un oso. Añadido que le dan cierto componente estratégico (pero sin pasarnos) a la manera en que podemos afrontar unas misiones cuya fórmula empieza a estar ya muy vista.

Por lo demás, encontraremos todo lo que ya encontramos en entregas anteriores. Árbol de habilidades, infinidad de armas que podremos personalizar a nuestro antojo, vehículos de tierra, mar y aire... nada nuevo si has sido, como yo, asiduo a la franquicia.

Para ir terminando, y antes de pasar a las conclusiones -que a estas alturas ya sabréis por donde irán-, os hablaré brevemente de su duración y dificultad. Como suele ser habitual en este tipo de juegos, la duración dependerá de lo dispuestos que estemos a chupar secundarias. Yo las hice casi todas y el juego me llevó unas 35-40 jugando en el modo de dificultad normal, que es el que suelo escoger para los juegos de mundo abierto. En cuanto al nivel de dificultad, jugándolo en el modo que yo lo jugué, resulta bastante equilibrado y no tendremos demasiado problema en superar el juego. Especialmente en los últimos compases, y sobretodo si hemos reclutado a todos los aliados a base de hacer secundarias.

Como conclusiones finales sobre este Far Cry 5 al que jamás pensé en dedicarle una entrada, decir que mentiría si dijera que no me lo pasé bien jugándolo. Quizá la manera en la que lo jugué influyó en que no me saturase, ya que lo fui jugando a ratitos sueltos sin tomármelo como un juego principal, sino como algo a lo que ir echándole partidas esporádicas. Gráficamente eso sí me resulto espectacular y la historia, como ya he comentado, pese a no ser la gran cosa, logró captar mi atención lo suficiente como para querer seguir avanzando. 

¿Lo recomiendo? Depende, a poco que te gusten los mundos abiertos, los poblados llenos de paletos yankis y el rollo de las sectas norteamericanas; por el precio que tiene, quizá te vale la pena darle una oportunidad. Si por el contrario el mundo abierto no es lo tuyo y este tipo de experiencias te saturan, mantente alejado porque incluso aunque la historia te atraiga, el desarrollo de la misma es un tanto caótico debido a la tipología del juego.

En definitiva, me lo pasé bien con él, pero no logró que recuperase la pasión por la franquicia ni que el reciente Far Cry 6 llamase lo más mínimo mi atención.

2 comentarios:

  1. ¡Impresionantes impresiones amigo y compañero Susomon, de las alas del amor! Por lo que veo Far Cry 5 fue para ti como esa paja triste que, si bien disfrutas, no te termina llevando al éxtasis como otra realizada bajo unos términos más favorables. Poco puedo aportar a tu reseña pues no conozco la saga Far Cry más allá de un gameplay de un par de horas que le hice a Primal, el cual espero coger en serio algún día pues me motiva todo el rollo ese de cazar mamuts, dientes de sable y mujeres de las cavernas.

    Mis dieses y mi tremenda aprobación por tú bien intencionada y perfectamente encuadrada referencia al ogro de las drogas. Si algún día decido acercarme a las entregas principales de esta saga no descarto hacerlo con este juego porque, si todos están cortados más o menos por el mismo patrón, todo el tema este de yankees rurales y sectarios de la Wisconsin profunda lo cierto es que me mola bastante.

    Un saludo y mi enhorabuena por tu relato ¡Un choque sinuoso de tulas y nos vamos leyendo!

    ResponderEliminar
  2. Tengo pendiente el primer Far Cry, pero sí hasta tú dices que ha envejecido de aquella manera, sabiendo tu baremo con lo más clasico, me preocupa hasta darle un tiento... La verdad es que aunque te lo comenté en un Twitt, Farcry 2 no es TAN malo, es más un quiero y no puedo, un juego de una época en la que Ubisoft más que hacer plantillas, experimentaba a tope, siendo tanto la segunda entrega como el primer AC resultado de ello y por lo tanto obras, que hay que mirar más por lo que intentaron y las posibilidades que dan si se miran con otros ojos, que lo que son o lograron en si...

    Por ultimo respecto a Far Cry 5, para mi esta muy en la línea del 3 y si bien ese y su DLC me parecen estupendos, todo lo que salió después, es más de lo mismo, pero algo más pulido tanto en mecánicas como en gráficos, por lo que a menos que te flipase absolutamente la historia de Vaas, no merece mucho la pena adentrarse en él, o así es como lo veo yo, aunque me alegro que te molase.

    Un beso y un choque de tulas, Susito :D

    ResponderEliminar